Publico en las gradas!! =D

domingo, 12 de febrero de 2017

Round# 43 La verdad (Final)

Bill miro la fecha de esa platica y había sido antes de que ustedes comenzaran su relación juntos, pero ¿Por qué? ¿Acaso seria una broma que les habían hecho?

Sin embargo después de ahí habían muchos días sin hablar hasta un mensaje tuyo que habías mandado, el mismo que él había visto llegar aquella noche en el cuarto de Tom.

Tu- lo que paso en tu casa…yo de verdad lo siento, pero lo que dije fue enserio
Tom-olvidemoslo, es lo mejor para todos…

Bill no entendía ¿Qué clase de situación vivían ustedes dos? ¿Seria eso por lo que ambos habían estado actuando extraño? Pero ¿Cuándo? ¿Cómo?

Miles de pensamientos cruzaban por su mente, él dejo todo como lo había encontrado, luego apago el celular de nuevo y espero, luego de unos minutos regresaste con él, pero Bill ya no estaba tan presente como antes, se sentía algo herido pero realmente no quería pensar lo peor, él sabia que tu eras una persona honesta y nunca harías algo para herirlo a propósito, ni a él ni a nadie.



Capitulo 43



Estabas sentada el porche de tu casa observando como el sol desaparecia en su atardecer, intentabas concentrarte en algo que no fuesen tus confundidos sentimientos.  De pronto sentiste que alguien se sentaba a tu lado, era tu mamá quien te miro con una sonrisa.

Rosalia: hola
Tu: hola má…
Rosalia: pareces pensativa ¿puedo saber que rodea tu mente?
Tu: pues…

La miraste algo dudosa, tenias una cara de confundida y algo avergonzada.

Rosalia: oh entiendo, es algo muy personal
Tu: algo así…-esperaste unos minutos- ¿que pensarías si te digo que mentí a alguien y que siento que me miento a mi misma?

Tu mamá miro el atardecer sin decir nada pero luego de unos minutos te observo de nuevo.

Rosalia: pues te diría que el mentir no esta bien, porque las mentiras no nos llevan a situaciones verdaderas ¿entiendes? Y menos a ti mismo, nunca puedes mentirte sobre algo que no crees, tu eres tu verdad y si te conoces o conoces esa verdad la mentira seria como una estampilla que pegas en el refrigerador, tarde o temprano terminara cayéndose ¿entiendes?
Tu: mas o menos….es que estoy confundida, si dejo de mentir o fingir sé que dañare a más personas, no es que todo haya sido mi culpa porque no fue algo que yo decidiera. Es decir fueron muchas situaciones las que me llevaron hasta donde estoy, realmente en estos momentos no se en lo que debo creer…
Rosalia: si sigues con la mentira mas daños podrían venir en camino, si en este momento no te sientes cómoda con cierta situación no deberías seguí con lo que sea que hagas, quizás si llegues a lastimar a alguien pero creo que entre menos sea el daño que haga esa mentira será lo mejor, a veces no pueden ser finales felices por completo…solo son finales que deben tomarse su tiempo para sanar.

Observaste el rostro serio de tu madre, sabias que no podías decirle todo por completo, había muchas cosas extrañas que habían sucedido en tu vida, pero realmente agradecías que hubiese intentado ayudarte, aun así sentías que aun podías hacer algo para arreglar todo este enredo, aunque como dijo tu mamá, no hubiese un final feliz para todos.

Ya por la noche estabas en tu habitación, mirabas tu viejo diario donde no habías escrito nada desde hace días, realmente no sentías ganas de contarle lo que había pasado, todo estaría mas seguro si mejor se quedaba en tu mente. Observaste tu lapicero y en ella había un marcador negro, realmente tenias que hacerlo y estabas decidida.

Era dia miércoles, las clases habían terminado, este era el último año que estarían en esta escuela, pronto se graduarían y cada quien decidiría el rumbo de su futuro. En la salida te habías encontrado con Bill, quien lucia tranquilo como siempre, en el camino nadie decía nada, tan solo caminaban.

Habían tomado el camino mas largo por petición tuya, cuando llegaron a un puente que cruzaba un arrollo fue que te detuviste. El dia realmente era soleado, podían escuchar a las cigarras en el bosque, la luz del sol se reflejaba en la corriente del agua, el viento soplaba moviendo tu cabello y falda.

Habían dejado sus mochilas en el piso mientras que ustedes lanzaban piedras hablando de cosas sin importancia. Te detuviste y suspiraste.

Tu: bill…
Bill: ¿sí?
Tu: tengo algo que mostraste

Él te miro algo confundido, después abriste tu mochila sacando un libro de ella, te levantaste de nuevo y se lo mostraste.

Tu: es mi diario
Bill: ¿tu diario? ¿Por qué?
Tu: quiero que lo leas, solo que…quizás encuentres cosas que no puedas leer, las borre con marcador, es algo que quizás nunca comprenderías, algo que me sucedió junto a alguien más y fue muy extraño, yo aun a veces no puedo creer que de verdad haya pasado pero bueno…

Bill te miro y luego al libro que ahora tenía en sus manos. Con paciencia esperaste a que el hojeara el pequeño libro, él leia y leia mientras tu seguías jugando con piedras o mirando el cielo. Solo dos adolescentes descansando en un viejo puente donde de vez en cuando pasaba un carro.

De un momento a otro, Bill se levanto del suelo y te observo. Le regresaste la misma mirada, aunque hacías una pequeña mueca debido al sol que lastimaba tus ojos. Él tendió tu libro de nuevo en tu mano, lo recibiste y observaste.

Tu: ¿lo terminaste? –Él asintió- ¿Qué piensas? ¿Me odias?

Él te observo por largos minutos como si estuviese pensando a mil por hora, de pronto te tomo acercándote a él y dándote un fuerte abrazo, recargo su mejilla en tu cabeza y paso sus brazos en tu espalda. Tu rostro choco contra su hombro, fue algo tan repentino que no sabias que hacer hasta que escuchaste su voz.

Bill: esta bien, esta bien…supongo que debió ser duro  ¿no?

Tu asentiste, el pudo sentir tu cabeza moverse, hablaban aun abrazados.

Bill: yo…yo no se que decirte, aun hay cosas que no entiendo pero siempre he confiado en ti y aun lo hago ¿sabes? Mis sentimientos son los mismos aunque creo que los tuyos ya no…

Una lagrima cayó por su mejilla, él intento parpadear para detener cualquiera llanto que quisiera nacer. Tu levantaste tus brazos y lo abrazaste fuertemente también, mientras escondías tus lagrimas en su hombro.

Tu: lo siento, lo siento enserio lo siento mucho…yo…yo no quería cambiar, no lo tenia planeado pero sucedió, sin darme cuenta y para cuando menos lo note ya todo era diferente. Lo siento mucho Bill, perdóname…

Comenzaste a llorar aun mas fuerte en su hombro, no querías dejarlo ir, realmente necesitabas abrazarlo en esos momentos.

Tu: de verdad, de verdad que te quería, enserio Bill. Nada de lo que dice ese libro es mentira, todos mis sentimientos por ti fueron verdaderos, eres de las personas mas preciosas en mi vida, hiciste crecer tantos sentimientos en mi interior pero…
Bill: pero luego alguien mas vino y re-diseño todo ¿no?

Él rió un poco en su pequeño llanto, podías escuchar como su nariz sonaba como congestionada.

Tu: sí, ni siquiera yo lo vi venir, t-tu hermano, mi enemigo, al chico que jure odiar por toda mi vida ahora él aparecía con una sonrisa cuando yo cerraba mis ojos, perdón.
Bill: no, no pasa nada, tranquila (tu nombre) me alegra que hayas decidido decírmelo antes de que todo esto se pusiera peor…

Lentamente te separaste de él, para observarlo, sus palabras te confundían.

Bill: yo ya lo sabía o bueno al menos lo sospechaba –sonrió tranquilo.
Tu: p-pero ¿Cómo? ¿Tom te dijo algo?
Bill: no, pero sus actitudes eran muy extrañas, bastante deprimidos cuando estaban solos y cuando estaban cerca ya ni siquiera peleaban, lucían bastante incómodos. Ademas yo lei los mensajes en tu celular, realmente deberías aprender a bloquearlo

Él sonrió apenado, tu lo miraste sorprendida y algo avergonzada.

Tu: sí, debería –sonreíste- entonces ¿nosotros?
Bill: somos libre de nuevo (tu nombre), este es nuestra pequeña despedida.

El sonrió con melancolía y tu podías sentir que algo de ti se iba, una lagrima nueva rodó por tu mejilla. Bill la limpio y sonrió contigo. Diste un paso para quedar cerca de él, te paraste de puntitas y tomando sus mejillas depositaste un pequeño beso en sus labios. Luego te separaste.

Bill: nuestro primero y el ultimo.

Asentiste con tranquilidad. Luego de unos minutos ambos observaban hacia el rio, el sol lucia queriendo desaparecer, el atardecer estaba por iniciar. Ya llevaban unas cuantas horas observando esa imagen.

Bill: entonces ¿iras con mi hermano?

Negaste con la cabeza

Tu: porque Tom y yo ya terminamos también, antes de ti. solo porque yo haya decidido arreglar mis errores no quiere decir que lo que él y yo tuvimos sea cierto, ya sabes, debido a esa situación que vivimos que no te puedo contar fue como Tom y yo terminamos juntos pero realmente tampoco siento que sea lo correcto.
Bill: ¿por mi?
Tu: en parte, pero yo no entiendo esto del amor muy bien ¿sabes? Es decir, nunca crei que seria tan complicado y necesito tiempo para poder aclarar mi mente, tiempo para mí y realmente decidir lo que hare. Solo espero que tú y yo podamos seguir siendo amigos
Bill: por supuesto que sí, no lo dudes, puedes hablar conmigo cuando quieras pero aunque también debes darme tempo ¿sabes? Debo aclarar mis sentimientos

Entendías a lo que se refería Bill, estabas en una casi misma situación y sabias que era difícil, tu llevabas ya algunas semanas intentando borrar aquellos efectos secundarios que no se iban, solo dolían aun.

Luego de pasar aquella tarde juntos, cuando la noche quería aparecer decidieron irse por fin a sus casas. En el camino cercano a tu casa, cuando ya estabas sola, podías sentir una tranquilidad muy grande, sabias que sanar  a todos les llevaría aun más tiempo pero esperabas que algún día todo pudiese ser como siempre fue antes de que la maldición sucediera…bueno aunque ya no acosarías a nadie, simplemente seguirías los planes que ya tenias.

Habían pasado dos semanas desde aquel día con Bill, ahora realmente te sentías mejor, ya no mentías ni fingías sentimientos. Por fin todo estaba claro, aunque aun quedaba un pequeño punto sin luz, sentías que había un pedazo de ti que no sanaba, ni parecía querer sanar. Aquel sentimiento vago que a  veces aparecía durante el dia y te acompañaba, pero que todas las noches te acompañaba a dormir, por mas que pedías que se fuera no lo hacia.

Realmente nada nuevo había sucedido, en esos momentos aun no hablabas con Bill, preferías quedarte lejos por un rato pero cuando se encontraban una sonrisa sincera siempre se daban, con Tom era más difícil porque realmente nunca se llegaban a encontrar, habías dejado de escribirle mensajes, simplemente le pusiste una pausa a todo lo que tuviera que ver con él. Habías salido con tus amigas mucho estos días, iban a comer, a divertirse, de compras, etc. Nunca habías salido tanto en tan poco tiempo pero distraerte era la mejor medicina para todo en esos momentos.

Bill había llegado a su casa por fin, había estado estudiando en la biblioteca por un rato, había saludado a su madre y caminaba rumbo a su habitación cuando escucho de nuevo el sonido de la guitarra acústica de Tom, esta vez parecía ser una canción mas completa. Lentamente camino hacia la puerta del cuarto de Tom, estaba entreabierta, observo un poco dentro y Tom de nuevo estaba en su ventana practicando. Se quedo detrás de la puerta escuchando lo que su hermano practicaba.


♪ ♫ ♩ ♬
‘Se que es duro, ahora, para ti ver que no puedes cambiar como fue esto, ni como va a ser. Yo soy lo que ella quiere, tú eres solo lo que necesita, pues ella todavía me ama. Ella todavía me ama…

¿Don esta su suéter? No esta en su carro, no esta en la casa de sus amigos, no esta en el bar…creo que mejor deberías pensar con su corazón, echar un vistazo a ti mismo y ver cuan afortunado eres en realidad.’
♪ ♫ ♩ ♬


Esa canción ya la había escuchado antes, Tom estaba haciendo un cover bastante triste en esos momentos y Bill entendía por que. Entonces decidió entrar  a la habitación, Tom estaba apretando las cuerdas de su guitarra cuando levanto su mirada hacia su hermano.

Tom: hey –saludó.
Bill: hola… ¿Qué haces?
Tom: practico con mi guitarra
Bill: mm… ¿y las escuela? ¿Has hecho algo de tus estudios?

Tom apunto con su plumilla hacia una dirección sin mirar a Bill, el gemelo menor miro y era el escritorio de Tom, había libros y libretas ordenados. Parecía que Tom había trabajado ya en eso y había terminado.

Bill: vaya que bueno que trabajes
Tom: sí…tenia  algo de tiempo libre

Bill no sabia que mas decir, Tom no lucia como alguien quien quisiera seguir hablando, entonces dio medio vuelta para salir de ahí. Antes de cerrar la puerta miro a su hermano pero este parecía bastante perdido en sus cosas. Bill negó con la cabeza y mejor se fue.

Otra vez los días pasaban y pasaban, Bill se sentía mejor consigo mismo, el hecho de que fueras honesta le había hecho las cosas más fáciles y sentía como lentamente te dejaba ir, pero tal parecía que no era la misma historia para todos puesto que Tom seguía siendo tan misterioso y serio como siempre, ni siquera con él hablaba de nada. Bill podía verlos a ambos, tu en cambio aprendías a levantarte de tus caídas, podía verte sonreír y hablar aun más, pero aun asi cuando la gente se iba y tu te quedabas sola parecías pensativa, él había notado que secretamente tus ojos siempre miraban hacia tu alrededor como si buscaras algo con la mirada pero luego de nuevo solo volvías a sonreír con alguien mas. Sí que eran desesperantes.

Era un lunes a medio día, la escuela había terminado, Bill podía sentir que hoy seria un buen día. El sol brillaba en el cielo, el clima era perfecto, viento fresco, el pasto y los arboles estaban de un color verde sano. Caminó hacia los casilleros hasta encontrar el de Tom, su hermano estaba de nuevo guardando sus libros, llevaba sus audífonos puestos nuevamente, tal parecía que de esa manera esquivaba al mundo. El gemelo menor hablo a su hermano y le dijo que necesitaba hablar con él. Tom asintió y siguió con tranquilidad a Bill, este lo había llevado al jardín de la escuela donde un dia se te había declarado, estaba algo solo. Tom se encontraba esperando a que Bill dijera algo pero su hermano no hacia más que mirar hacia unos arbustos cercanos.

Tom: Bill ¿Qué…

Su hermano levanto la mano pidiéndole un segundo de silencio. Luego como si fuese magia, Tom pudo ver el puño de Bill aparecer frente a él con fuerza, pudo ver una pequeña luz blanca y un dolor que fue naciendo en su mejilla izquierda lentamente, su hermano menor lo había golpeado tan fuerte que Tom había terminado tirado en el césped.

Tom: ¡auch! ¡¿Qué mierda te pasa Bill?! ¿Por qué me golpeaste?

Tom se levanto molesto del suelo tocando su mejilla, era seguro, un moretón aparecería. Algunos alumnos se dieron cuenta de la escena de los dos hermanos discutiendo en el jardín.

Bill: vaya que me siento mejor

Bill sonrió sacudiendo sus brazos mientras sonreía, luego miro a su hermano como si nada hubiese sucedido.

Bill: eso es por mentirme, idiota. Tú no puedes controlar al mundo cuando quieras.
Tom: ¡¿Qué?! ¿De que hablas? –confundido y adolorido.
Bill: eso fue por haberme dicho que debía seguir adelante mi relación con (tu nombre) cuando sabias que ella ya no me quería más a mi, si no a ti.
Tom: p-pero ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cómo sabes eso?
Bill: (tu nombre) me lo dijo…-serio- el día que terminó conmigo

Tom solo pudo abrir sus ojos aun mas de la sorprendente noticia ¿ustedes habían terminado? Pensó.

Tom: ¡¿(tu nombre) termino contigo?! ¡¿Por qué?!
Bill: porque estaba confundida –miró hacia la nada recordando- ella ya no sabia lo que verdaderamente sentía, estaba confundida y no queria mentirme ni mentirse, por eso terminamos.
Tom: pero ¡¿Por qué no me lo dijiste?!
Bill: ¡¿y para que?! ¿Para que fueras y la lastimaras de nuevo? –grito molesto.
Tom: no…yo, yo no quería hacer eso, yo leí su diario en él no había mas que letras de amor para ti y de odio para mí, Bill. ¡Entiende! En ese momento lucia como lo mejor, me hizo sentir confundido, ella te quería a ti y de pronto estaba yo saliendo con ella…fue…y luego tu te le declaraste a ella, incluso me pediste ayuda y yo no sabia que hacer, tu eres mi hermano y te…te traicione, me enamore de la chica a la que querías…lo siento, enserio…

Bill lucia molesto pero entendía que Tom estaba realmente arrepentido de todo, aunque tampoco es como si lo culpara de lo que había sucedido, de alguna manera entendía el porque de sus acciones.

Bill: ¿hablas de este diario?

Bill le mostró tu pequeño libro lleno de estampas rosadas.

Tom: ¿Por qué lo tienes tú?
Bill: ella me lo mostró el dia que me explico todo, realmente deberías aprender a leer hermano, los libros deben terminarse si se empiezan, los finales nunca son lo que parecen.
Tom: ¿a que te refieres?
Bill: lee

El gemelo mayor lucia algo confundido, sin embargo abrió el libro casi en las hojas finales, podía  ver que mucho texto había sido borrado con marcador negro.

Bill: ella dijo que ustedes habían vivido algo extraño juntos pero que aunque me lo dijera yo no lo creería…

Tom entendía a lo que te referías. Miro de nuevo el libro y comenzó a leer.

“querido diario ya conoces mi situación, esto del cambio de --------- a pesar de la extraña situación que vivimos y de las peleas, hoy sentí que mi corazón dio un pequeño “ba-dump” cuando Tom me miró. No te lo había dicho pero desde hace días he tenido sueños donde él es todo lo que veo a mi alrededor, tengo miedo de lo que todo esto pueda significar….”


“Hola diario hoy entrene con Tom y su guitarra, fue extraño y emocionante.Tom realmente conoce lo que hace cuando se trata de música, realmente siento envidia de su conocimiento, el verlo tocar la guitarra con aquella pasión y concentración hace que mi estomago sienta pequeñas cosquillas, cuando sus manos tocaban las mias para mostrarme el movimiento de dedos en las cuerdas pude sentir como mis mejillas ardían ¿Qué es lo que sucede diario? ¿Por qué me siento demasiado nerviosa cuando lo veo?....”


“he estado pasando casi todos mis días con Tom, diario. No puedo detener aquella adrenalina que viene a mi cuando lo veo, es de todo momento. Cuando el me sonríe siento que soy la persona mas feliz y mas aun cuando luce feliz de estar conmigo, tengo miedo de que lo que sea que sospecho pueda salirse de mi control. Tengo mucho miedo de muchas cosas pero aun mas de que Tom pueda desaparecer, solo lo tengo a él conmigo en esto momentos y no quiero que se vaya ¿crees que se deba al cambio de--------? Ojala pronto encontremo al -------------------“


“diario hoy entendí un poco lo que siento, creo…creo que me estoy enamorando de Tom, sí se que te había dicho que él era mi peor enemigo y que siempre lo iba a odiar y que lo detestaba pero ahora o bueno hoy salimos juntos a un restaurante donde Tom me conto que una exnovia lo había llevado, por unos segundo un sabor amargo vino a mi cuando él hablo de otra chica, pero todo paso cuando patinamos juntos en la pista de patinaje, nos tomamos de las manos y yo podía sentir que el corazón se me había salido del pecho. Por cierto fui pésima patinando pero él siempre regresaba por mi, espero el siga volviendo siento que lo necesito….”

Y asi había muchas hojas que contaban aquellos días que habían pasado juntos, cosas tan secretas que no decias pero pensabas y sentías, aquellas que Tom no leyó en su momento correcto.

De pronto llego a los últimos días que habías ecrito.


“Diario he vuelto a la normalidad, anoche encontramos al ------------ recibimos mucha ayuda de Melina y los --------- pero al final gracias al esfuerzo y a la honestidad dijimos lo que sentíamos. Tom dijo que yo le gustaba y yo le respondi con lo mismo, siento que había esperado demasiado por ese momento y por fin lo tenia, esa noche fue mi primera confesión y mi primer beso con él. De verdad que lo extraño, me siento la persona mas feliz del mundo cuando estoy con él y él me sonríe….”


“: y asi fue como nos declaramos Tom y yo, nunca creí que un dia como este podría suceder, yo siendo novia de Tom…y sintiendo como mi corazón duele cada vez que recuerdo su imagen es algo tan confuso y lindo. Ahora la verdad es que noto las diferencias entre estar enamorada y tener un querer platónico…no es la misma cantidad de atención en ambos, aunque aun nadie sepa de lo nuestro es divertido estar en secreto, solos nosotros dos guardando un hermoso recuerdo.”

Hasta ahí llegaban tus confesiones, Tom podía sentir que queria aventarse de un edificio muy alto, sus ojos picaban y podía sentir su corazón acelerarse. Bill aun estaba a su lado y lo miraba como si dijese un “te lo dije”

Tom: que idiota soy…de verdad que no la meresco, confundi todo e hice que terminaramos…que imbécil
Bill: sip, lo eres
Tom: que tarde me di cuenta de todo…nos perdi

Tom había mirado hacia el piso cabizbajo cuando sintió de nuevo otro golpe donde le habían dado el anterior.

Tom: ¡auch! ¡Duelen Bill! ¡¿Por qué fue eso ahora?!
Bill: por hacerla llorar y por siempre ser tan pesimista, aun no es tarde imbécil, ve anda, corre, ella te espera…
Tom: ¿Qué? ¿De que hablas?

Tom se levanto del suelo de nuevo mirando a su hermano.

Bill: le dije que nos viéramos en el puente del arroyo, donde soliamos jugar todos. Ella cree que yo la vere pero es momento de que corras y lo soluciones todo

Bill sonreía mientras hablaba pero Tom aun no reaccionaba del todo.

Tom: pero Bill…yo, yo no merezco que me ayudes, yo te robe a tu chica y te menti.
Bill: tu no robaste nada, si realmente (tu nombre) y yo hubiésemos estado destinados a estar juntos esto no habría sucedido ¿sabes? Mi camino se topaba con el de ella pero nunca se unian ¿no entiendes? Por una razón sucedió todo esto y me alegro que seas tu quien sea quien deba estar con ella, eres mi hermano y nunca dejaras de serlo Tom, yo realmente quiero que sean felices. Ahora ve antes de que te patee el traseo de nuevo.

Bill sonrio y Tom no pudo hacer mas que abrazarlo agradeciéndole la ayuda, ya había pasado un tiempo de la hora acordara y Tom corria con todas sus fuerzas por el camino, incluso había dejado su mochila olvidada con Bill. Podía sentir como sus piernas se entumían por correr tan rápido pero no debía perderte de nuevo.

Estabas lanzando algunas piedras al rio, mirabas a todos lados pero no había señal alguna de Bill, quizas lo había olvidado, pensaste. Te agachaste y recogiste tu mochila para comenzar a caminar, aun llevabas el uniforme de la escuela y debías hacer tus tareas. Apenas habías dado tres pasos para alejarte cuando escuchaste que alguien gritaba tu nombre. Te giraste y observaste un punto blanco moviéndose hacia ti, cuando estuvo cerca te sorprendiste de ver a Tom detenerse con la poca fuerza que tenia. Respiraba con dificultad y de su rostro gotas de sudor caian, su rastas estaban sueltas, parecía haber perdido con lo que las ataba. Su playera oficial del instituto y corbata estaban desabrochados, podias ver la camisa de tirantes que usaba debajo de la oficial. Estaba recargado en sus rodillas intentando respirar.

Tom: (tu-tu nom-nombre) n-no –paso saliva intentando respirar- no te vayas, y-yo debo hablar contigo…

El levanto su mirada, lucia cansado y tu no entendías que lo había hecho correr de esa manera. Esperaste unos minutos para que el recuperara el aliento y la compostura. Bebió del agua que le diste y te miro.

Tom: ah…yo…Bill, él me dijo que terminaron
Tu: sí, yo necesitaba tiempo y espacio para poder aclarar mis sentimientos, ademas no me sentía cómoda mintiéndole
Tom: mintiendo, ¿Por qué?
Tu: porque tu sabes, tu y yo estábamos juntos cuando él se me declaro y nunca le dijimos nada de lo que tuvimos, yo no podia iniciar una relación de esa manera…

Se quedaron unos minutos en silencio.

Tu: ¿eso era todo? Debo ir a casa
Tom: no, sí…yo..¡agh! no se como decir todo esto, solo…

Él te mostró tu viejo diario, llevabas días sin verlo, creías que Bill se había desecho de él cuando se lo dijiste.

Tom: yo me equivoque (tu nombre) me equivoque en muchas cosas, esto que sentimos no es un efecto secundario, yo realmente te quiero (tu nombre). Me gustas y mucho, todo aquello que dije en la playa fue cierto, el beso que nos dimos fue real, cuando te bese en la casita del árbol, los melosos mensajes, fue cierto todo, por ti fue verdad todo.
Tu: ¡¿de que hablas ahora?! ¡¿Quién rayos te crees que eres?! ¿Cómo puedes tratar mis sentimientos como una montaña rusa? Un dia me dices que me quieres, luego otro que no es cierto, luego regresas y dices que sí lo eran, no te entiendo
Tom: yo, yo se que es difícil para ti, pero también lo es para mi enserio. Yo necesitaba que alguien me golpeara para entender, yo tampoco entendía lo que sentía, no entendía porque mi corazón palpitaba fuerte cuando tu estabas cerca, nunca entendía porque si tu sonreías yo me sentía tranquilo, son muchas cosas que sigo sin entender pero cuando estoy contigo siento que quiero descubrirlo

Tom pudo ver como tú solo lo mirabas sin decir nada, él sentía que tú no le creías.

Tom: yo esa ocasión que te dije que debíamos terminar en el parque, yo se que sonreía y parecía estar tranquilo pero te juro que no era asi, me hice el fuerte porque sentía que tu debías estar con mi hermano, yo no queria ver a ninguno de los dos sufrir. Queria estar con ustedes sin sentirme un completo traidor, crei que si ustedes estaban juntos todo se arreglaría, cuando lei tu diario fue que sentí aun mas que era lo correcto, tu hablabas tan bien de él y de mi solo eran palabtas de odio.
Tu: pero nunca leiste el final ¿verdad?
Tom: no, hasta que Bill me dijo, las ultimas hojas eran para mí, ya no me odiabas, me querías a mi y solo a mi, pero yo hice que te confundieras y dudaras. Tu no entendías mucho de esas cosas porque nunca habías estado en una relación y se que ser alguien social y expresiva no es mucho lo tuyo, lo siento por hacerte dudar, siento haberte hecho llorar y lamento mucho haberte roto el corazón pero puedes creerme cuando te digo que él mió también sufrió. Estos semanas han sido las mas horribles de mi vida, pretendiendo que el mundo no existe, encerrándome en mi habitación y fingiendo no existir...yo...yo de verdad ya no quiero estar asi, de verdad ya no quiero verte lejos de mí. Por favor perdóname….

Los ojos de Tom se cristalizaban, de alguna manera sentías algo de remordimiento al verlo en ese estado, parecía que se había vuelto loco. Su actitud algo desesperada y confundida, sus vestimentas ensuciadas debido a que había corrido hasta aca para encontrarte. Negaste con la cabeza de la ironia de todo esto. Miraste hacia la luz de los rayos del sol que se reflejaban en el agua pensando.

Tu: no hay nada que perdonar Tom, yo ya estoy bien, enserio. También repare mis errores y ahora me siento libre de todo, soy feliz.

Tom sonrió alegre de verte sonreír tranquila, podía notarlo, habías madurado. Ambos parecían hacerlo, con caídas pero lo hacían. Ambos miraban el arrollo fluir, se habían queado en silencio por largos minutos. De pronto recordaste algo, abriste tu mochila y sacaste una dona para el cabello que solías llevar contigo.

Le dijiste a Tom que atara sus rastas para que no le estorbaran.

Tom: gracias –sonrio.
Tu: de nada
Tom: creo que deberíamos empezar de nuevo
Tu: ¿empezar de nuevo que?
Tom: todo esto, por ejemplo: esto ya no es necesario…

El te mostró tu diario, lo tomaste entre tus manos, ya lucia algo maltratado.

Tom: lo que sea que seas ahora ya no es lo que este libro contiene, sabes.

Miraste el libro y era cierto, tu diario había sido tu amigo pero realmente ya no eras lo que habías escrito en el. Lo tomaste de sus orillas y tomando algo de fuerza lo lanzaste hacia el rio. Ambos lo vieron desaparecer en las corrientes que se lo llevaron.

Tom: vaya…

Sonreías y luego lo miraste cerrar sus ojos. Camino alejándose de ti, te dio la espalda y luego se giro caminando como si nada, no te observaba y parecía distraído mirando hacia el rio. Lo observabas hacer todo eso y no entendías que pretendía.

Tu: ¿ah? ¿Qué haces?
Tom ¡oh! Hola ¿disfrutando de la vista?
Tu: eh…sí, supongo.
Tom: oh que bueno, yo vengo de mi escuela –el se giro a apuntar el camino que los llevaba a su instituto- pero vaya que coincidencia, tu también usas el mismo uniforme, supongo que ambos somos compañeros –sonrió.

Reíste un poco divertida de su actuación, podias empezar a entender lo que hacia.
El se acerco un poco y levanto su mano para saludarte de manera formal.

Tom: mucho gusto Tom Kaulitz –sonrió.
Tu: mucho gusto también (tu nombre) Mandellir

Ambos se dieron un apretón de manos, sonreían divertidos, podías sentir como el atardecer tocaba sus mejillas. Los ojos de Tom brillaban, en tu interior tu corazón se encogió un poco, ahora lo entendías, la luz había entrado a ti por completo, aquel rincón obscuro que no podías desaparecer era Tom. En las noche cuando no dormías podías verlo recostado a tu lado mirándote, cuando cerrabas tus ojos era su sonrisa la que aparecía. Él lograba que tus nubes grises se fueran y en lugar de eso un rayo de sol te hacia sentir cálida. Luego del saludo sus manos se separaron, él miro el atardecer.

Tom: ¿bastante lindo, no?
Tu: sí lo es…

También observaste el atardecer.

Tom: (tu nombre) se que te acabo de conocer y no quiero que te asustes pero debo confesarte algo –lo miraste confundida- creo que me gustas…y mucho….

De pronto comenzaste a temblar, no podías creerlo los nervios volvían a ti. el caminó hacia ti, levanto su mano con delicadeza y acaricio tu mejilla.

Tom: sip, eres preciosa, siento que se esto desde hace mucho tiempo ya, aunque nos acabamos de conocer hace unos minutos.

Tu reíste divertida de las tonterías que podía decir.

Tu: ¿sabes algo? Creo que yo también siento que te conozco desde hace mucho y creo…que también me gustas y mucho…

Ambos sonrieron divertidos. El junto sus frente y la punta de sus narices, ambos cerraron sus ojos y sintieron su cercanía, lentamente se deslizo hasta que sus labios tocaron los tuyos. Te paraste de puntitasy pasaste tus brazos por su cuello y él por tu cintura, de nuevo podías besarlo y él besarte esta vez era un beso mas maduro con mas movimiento entre ustedes, podías sentir que un jardín creció en tu interior ¿Por qué rayos todo era mejor cuando estaban juntos? Te preguntabas. Luego de besarse por un largo rato, se separaron un poco y se miraron.

Tom: ¿quieres ser mi novia?
Tu: sí, quiero y tu ¿quieres ser mi novio?
Tom: por supuesto que sí

Ambos sonrieron mientras se abrazaban fuertemente, realmente todo había valido la pena, llegar hasta este punto y sentir esta felicidad que nadie más les podía dar, tan difícil de encontrar.

Luego de unos minutos

Tu: Tom, es tardisimo, me van a matar en casa
Tom: bueno, vámonos, supongo que deberemos aclarar todo esto a los demás
Tu: sí debemos, espero que mis padres no se molesten que cambie tan rápido de novios
Tom: ya les explicaremos

El te tomo de la mano mientras caminaban rumbo a tu casa, luego te abrazo para darte un beso en la frente.

Tu: ¡Tom! Hueles a tierra y sudor

Arrugaste tu nariz y el te miro, luego te abrazo de nuevo, tallándose en ti.

Tom: ahora tu también hueles, tienes mi marca de territorio
Tu: ¡ah! No, tonto…oye por cierto ¿Cómo conseguiste ese moretón en tu rostro?
Tom: ah, pues fue un regalo

Y no dijo más solo sonrió, tú te encogiste de hombros sin preguntar más. Se volvieron a  tomar de la mano mientras caminaban hacia tu casa, realmente se sentían listos para lo que venia en esta pequeña aventura de un amor de juventud. Ninguno de los dos podía ocultar la sonrisa en sus rostros cada vez que se veían o cuando estaban juntos, realmente esperaban poder llevar todo este por mucho tiempo más...quizás...


¿Fin?






Buuuueeeeeno, este es el final (por fin) realmente
alargue mas de lo deseado esta fic, pero como les dije antes
no quiero dejar alguna historia sin final, es como si empiezas algo 
terminalo con responsabilidad.

Aunque tampoco todo estuvo en mis manos de 
manera fácil el año pasado. Pero pues ya esta, realmente
tengo la idea de que esto debe tener una segunda
temporada, la historia dentro de mi me dice que 
vale la pena pero aun no estoy segura si la redactare
porque tengo otras historias en espera y realmente ya no se 
cuanto vaya a durar en esto de las fic's.

Al principio todo lo inicie por mi cariño a TH y el
tiempo libre e incomprendido que tenia, pero ahora ya no es
tan así. Han pasado varios años ya desde que inicie, 
personas vinieron y se fueron. Aun guardo muchos
comentarios que me hicieron llegar con felicidad
pero pues no tengo todo claro en estos momentos...

En fin, empezare a publicar en wattpad ya, sí me
agrada la manera en que se maneja el espacio
me quedare ahí y si no pues...no se xD

Muchas gracias por haber leído hasta el final la
historia espero que haya sido de su agrado y
gracias por todos los comentarios que recibi
a lo largo de las publicaciones.
Les deseo lo mejor, Bye! B)