Publico en las gradas!! =D

jueves, 4 de junio de 2015

Round #24 Por favor no la mires a ella...

Toque dos veces y él abrió, entre y mire el sobre en la cama. Aun no estaba abierto, entonces mis manos se volvieron torpres. Era una carta de mi madre, de China… ¿Qué es lo que me diría?
Querida (tu nombre)

Hija he llegado a mi destino, debo decir que es un lugar bastante lejano y desconocido. Hay tantas cosas diferentes a nuestro país. Me he reunido con un equipo de búsqueda, el cual es el encargado de toda esta situación. No hemos tenido suerte en un radio cercano al accidente, pero hay esperanzas ya que me han explicado las situaciones de peligro que pudo haber pasado tu padre, pero si llevó la indumentaria correcta podrá sobrevivir. Ademas su acompañante sabe de este tipo de situaciones, esperamos encontrarlos vivos, antes de que se acabe su alimento. Mañana emprenderemos una búsqueda dentro del bosque, acamparemos en el si es necesario para no perder tiempo. Prometo mantenerte informada, por lo pronto esto es todo lo que tengo. Te quiero mucho, hija. Dile a tu hermano que también lo quiero. Cuídense mucho. Con amor, tu madre. Rosalia.’

Lei y re-lei el papel, mi madre parecía tan segura de encontrar  a mi padre. Debía confiar en ella, esto me daba tiempo de resolver mis propios problemas con el cambio de cuerpo. Esperaba verlos pronto pero siendo yo misma de nuevo. Me despedí de Tom y salí rumbo a mi habitación, ya adentro guarde la carta debajo de mi almohada y me acosté a dormir con aquel bello recuerdo en mi mente.



Capitulo 24


La mañana siguiente era sábado, por supuesto no escuela. Era grandioso no ir y ese pensamiento me resultaba bastante diferente a la que solía ser, pero estos días había estado tan metida en mis estudios para ayudar a Tom que realmente me había cansado.

Por la mañana el cabello de Tom era alga si como un gran desastre, me llevaba varios minutos acomodarlo. Entonces después de aquella lucha frente al espejo baje para desayunar, escuche voces y cuando mire ahí estaban todos los chicos, incluido Gustav, por supuesto mi cuerpo o Tom ya estaba ahí también, desayunando. La señora Simone andaba muy bien arreglada mientras preparaba el desayuno para todos, parecíamos su jardín de niños personal  pero ella parecía divertirse con las pláticas de lo chicos.

Cuando ella me miro sonrió con ternura, por segundos el semblante de mi madre vino a mi mente, entendía la ternura con la que veían cada una a sus hijos. La extrañaba y mucho.

Simone: buenos días hijo ¿quieres desayunar?
Tu: sí mamá, por favor

Pase a sentarme junto a Gustav que golpeaba el hombro de Georg. Tom estaba a mi lado sin decir nada, aun traía en pijamas a mi cuerpo. Bill estaba frente a mi tan solo sonriendo de los otros dos inmaduros a mi lado.

Georg: entonces Tom ¿preparado? –sonriendo.
Tu: ¿para que? –confundido.
Georg: ¿para que será? obviamente iremos a festejar nuestra primera victoria
Tu: ¿enserio?
Bill: sí, como siempre lo hemos hecho ¿no recuerdas?

De pronto mi voz resonó en el lugar, era Tom que por fin hablaba.

Tom: es cierto Tom, ustedes siempre salen a festejar luego de tener victorias ¿recuerdas? La última vez fue con el equipo de skate

Tom te miraba haciéndote señales con el rostro de que pretendieras recordar mientras él te ayudaba.

Tu: oh…oh sí, cierto –reaccionando- lo siento, es que aun estoy algo adormilado –sonreíste con semblante de inocencia.
Gustav: bueno ya que Tom recordó la tradición ¿A dónde quieren ir?
Georg: ya que hace un calor de los mil soles afuera ¿Por qué no vamos al parque acuático?
Gustav: pues aun es temprano…¿Qué tal un aparque de diversiones?
Bill: pero ya fuimos hace poco a uno ¿recuerdan?

Fue entonces que Bill miro a Tom o bueno a tu cuerpo, tu te sonrojaste porque sabias lo que él quería decir. Tom solo miro a Bill con seriedad como si no entendiese a que venia su mirada. Por tus adentros gritabas de la frustración de no poder sonreír con él luego de aquel hermoso recuerdo. Entendías que Bill no estaba al corriente del cambio de cuerpos entre tú y Tom, aunque aun asi te enfurecía no poder coquetearle de vuelta. Para no hacer mas incomoda la situación para Tom decidiste interrumpir las miradas de Bill.

Tu: pues yo estoy de acuerdo con el parque acuático.
Georg: por eso eres mi favorito Tom, tu sí sabes divertirte

Sonreíste divertida de tu hermano, era muy raro que ustedes se llevasen de esa manera. Habías aprendido que al estar en el cuerpo de Tom te sentías mas unida a Georg como hermanos, eso era algo que en tu cuerpo de niña nunca habías podido sentir. Quizás también lo adjudicabas al hecho de que nunca querías escucharlo o siempre lo considerabas un tonto…

Fue entonces que al final todos estuvieron de acuerdo con ir al parque acuático. Te alegraba tanto no tener que pensar en depilaciones de pierna, en cremas para la piel, ni tampoco en que traje de baño usar. Eras un niño ahora, así que solo bastaba con tomar un short playero y ya estabas lista.

Simone: ¿Qué acaso no llevaran a (tu nombre)?

Todos miraron a mi cuerpo, Tom no hizo más que quedarse mudo y mirar a todos.

Tu: yo creo…
Bill: seria fantástico ¿no? Digo (tu nombre) ahora se ha unido mucho a lo de la banda, ademas estuvo ahí apoyándonos, seria grosero no invitarla

Bill sonreía de gusto pero Tom no parecía tan convencido con la idea y aun así no entendía por que, él no era de negarse a la diversión aunque estuviese en mi cuerpo. Nuestras peleas de hace unos días lo respaldaba.

Georg: cierto hermanita, únete, ya que no tienes nada más que hacer pues deberías divertirte un poco…
Tom: yo…-dudoso.
Simone: vamos hija, no pasara nada, los chicos te cuidaran. Mi esposo y yo no estaremos en casa y preferiría que no te quedaras sola, puede hacerte mal.

Al no ver posible salida del problema Tom tuvo que aceptar aunque no se sintiese completamente a gusto con la idea. Yo también me sentía algo extraña con este día, como si algo nos dijese que cosas importantes podrían suceder ¿pero cuales serian?

Todos corrimos por nuestras mochilas y ropa. Empacamos rápido y conseguimos dinero para comprar comida por si nos daba hambre. El parque acuático no estaba lejos de la casa de los kaulitz, podíamos tomar una ruta urbana y esta nos dejaría exactamente frente al lugar.
Había terminado rápido de preparar mis maletas, ahora veía que ser un niño era una buena cosa después de todo. Solo era yo siendo yo, sin problemas de aspecto o porque algún chico me note. ¿Por qué saben que? No me importa que algún chico me note, soy uno de ellos ahora, solo quiero divertirme y vivir.
Al salir vi que los demás ya tenían sus mochilas con ellos.

Tu: ¿Qué sucede? ¿Por qué las caras largas?
Georg: mi hermanita como siempre, tardándose en su recamara
Gustav: mujeres…

Gustav tan solo mantenía sus manos en su abrigo con aspecto de aburrido. Bill me miró y  yo no sabia que decir ¿Por qué se estaba tardando tanto?

Tu: ahora vengo…

Di media vuelta y subí corriendo hasta la habitación de Tom. Toque y al entrar me encontré con toda mi ropa en el suelo y en ella Tom tirado.

Tu: ¿Qué rayos pasó aquí?

Tom levanto mi/su rostro y me miró desesperado.

Tom: ¡ayúdame! –casi lloraba de la desesperación. Estoy quebrándome la cabeza, no se que rayos escoger, tus piernas tienen vellos y yo no quiero estarme depilando. Tú cabello esta rebelde y no puedo hacer que nada de esta ropa convine.

Mire sorprendida a Tom, nunca lo había visto tan desesperado o confundido. La estaba pasando realmente mal. Quise reír pero eso solo nos retrasaría más. Avance hacia la ropa y junte un traje de baño el cual consistía en un short playero para mujer con un corpiño de espalda y frente ancho. Mis pechos no eran tan grandes y en realidad no sentía la necesidad de mostrar mucha piel.

Tu: ten, esto es para el agua, solo colócate este conjunto y cuando regresemos te colocas este otro. 
Llevas dos pares de zapatillas para que combinen con cada uno y unas sandalias para el agua. Mi cabello suele ser rebelde por las mañanas pero dale una cepillada y se controla. No olvides la dona para tu cabello, en las albercas se puede dañar mucho con el agua. Ademas necesitas protector solar…por cierto…-dudosa- ¿no te has sentido extraño? Algo así como…-te sonrojaste- con dolores…o cambios de humor

Tom seguía sentado en la cama mirándome, parecía confundido de todo lo que decía, como si mi 
cerebro estuviese programado para cada situación que surgiera en mi vida. Ademas escogía la ropa con rapidez y combinaba todo previniendo cualquier situación futura. Me miro extrañado por mi última pregunta.

Tom: ¿a que tipo de situación te refieres? –confundido.
Tu: no…nada…solo cambios raros en tu cuerpo…

El no entendía a lo que me refería y creo que eso estaba bien. Me miró pensando por largos segundos y después solo respondió con naturalidad.

Tom: pues no, creo que no
Tu: bien, cualquier cambio raro me avisas ¿ok?

El asintió y después de eso solo le ayude a depilarse las piernas. Vaya que no parecían de simio o de invernacion pero aun así se notaban y no podía presentarme así en el parque acuático. Cuando terminamos le hice una cola de caballo en la cabeza, tomamos nuestras mochilas y salimos. Ya ahí estaban los chicos esperando con aburrimiento.

Luego de que mi hermano reprendiera a Tom o a mi por tardarme mucho fue que salimos. En el camino ellos platicaban con naturalidad, mientras que Tom y yo nos quedábamos al final sin decir nada. En el camión fue lo mismo. Hasta llegar al parque.

Ya ahí, no había mucha gente pero tampoco estaba vacío. Si bien había espacio para nosotros en la alberca sin tener que estar varados en un lugar. Habíamos dejado las cosas debajo de un árbol que estaba cerca de la alberca. Los chicos se quitaron sus playeras y yo solo me senté acurrucada de mis rodillas.

Gustav: bueno patos al agua se ha dicho.

Cuando reaccione él ya estaba saltando a la alberca. Podía ser serio pero siempre era el más rápido de todos. Mi afeminado hermano coloco bloqueador solar en su nariz y rostro, luego con una dona del cabello se ató sus cabellos de rapunzel. Cuando terminó todo su ritual corrió a la alberca con Gustav. Bill se había quedado con nosotros, Tom estaba en medio de ambos. Los tres estábamos en un silencio que de un momento a otro se volvió incomodo pero no entendía por que…

Sentía una mirada sobre mí, lentamente gire mi rostro hacia Bill que me observaba. Fue tan raro, su mirada me decía algo pero no podía descifrarla. ¿Qué me fuera? ¿Eso es lo que quería? Oh, ya entendía. Él quería estar a solas conmigo…pero ¡yo no era esa!

Estaba muy indignada, no podía hacerlo. Pero su mirada tan frustrada me decía que pronto me correría, así que me levante con la excusa de que tenia sed. Me levante, llevaba unas sandalias cafes, el short playero y una camisa blanca bastante frescas. Las rastas de Tom estaban amarradas sobre mi cabeza, camine alejándome un poco. Gire sobre mi lugar para mirarlos, Bill hablaba conmigo o con Tom mejor dicho… ¡ugh! Eso era tan vergonzoso…aunque esa podría haber sido yo.
Desilusionada y triste caminé hacia la maquina de sodas que se encontraba cerca. Nunca lo había aceptado pero sabia que era una adicta a la coca-cola, no dependía de ella para todos mis días pero su sabor nunca me cansaba, aunque intentaba controlarme. Me gire a abrirla, bebí un poco y como comercial deje salir un suspiro de su sabor. El sol ya estaba saliendo y comenzaba a calentar el lugar, pronto la piel se me pondría roja. Mire mi brazo mientras escuchaba las risas de niños saltando a la alberca. Mire hacia allá y vi a mi hermano con Gustav y 4 niños de 7 u 8 años, parecían divertirse mucho…

Luego miré hacia donde había dejado a Bill y mi cuerpo…ellos ya no hablaban, se veían muy serios. Más que todo Bill incomodo. ¿Qué había pasado?

Sabia que no podía hacer nada pero entendía que Tom alejaría todo lo que pudiese a Bill, eso me afectaría a mi, ya estábamos acercándonos un poco más y ahora con esto debo fingir que no lo…quiero…

De pronto el sonido de un cuervo me llamó la atención, mire la punta de los arboles y ahí como vigilantes estaba toda una parvada. Todos miraban hacia abajo donde yo. Era raro. Ellos hacían su sonido de repente, las ramas de los arboles se movían pero ellos parecían estar mas interesados en mirarme. Rápidamente me aleje del árbol y volví con los chicos. Me importaba 4 hectáreas de pepino que Bill me hubiese corrido, yo tenia miedo de estar sola con esos cuervos.

Al llegar con ellos lo primero que noté fue…





Vacaciones al fin!!!  (ノ゚▽゚)ノ

4 comentarios:

  1. Noo pobre (tn) que fustración! Y que incomodo para Tom! Coquetear con el hermanoo..

    Que le habra dicho (Tom) a Bill!!??

    Siguelaa Evaa. Esta buenisima :)

    Que bueno tenerte de Vacaciones!!

    ResponderEliminar
  2. :O Que habrá pasado?? que le habrá dicho Tom a Bill?? me muero x saber Eva Me encanto, espero el próximo cap esta cada vez mas emocionante..

    ResponderEliminar
  3. hola Eva soy nueva y solo te quiero decir que eres muy buena tienes mucha imaginacion sigue asi, esta muy emocionante espero el proximo cap
    tengo una pregunta ¿cada cuando subes capitulos?

    ResponderEliminar
  4. ¡MUJÉH! ¿PERO POR QUÉ LA DEJAS AHÍ? ;-;
    Quiero leer más, quiero leer más ;-;.

    ¡Sube pronto!

    ResponderEliminar