Publico en las gradas!! =D

jueves, 6 de agosto de 2015

Round #28 OMG

-oh vamos ¿Qué acaso no la has visto bien? es horrible Tom…

De pronto el miedo se había ido, dentro de mí algo se destruía un poquito, nunca me había importado la opinión de los demás pero el que me lo dijeran así de frente y yo tan débil en estos momentos, me heria…

Tu: ella…
-sí ella, osea todos sabemos que es una mojigata, todo mundo habla de lo mal que se ve a su lado. Es obvio que terminara como monja y si bien le va con 20 gatos, ademas ese genio que se carga ¿Qué hombre podría soportarla? –rió. Se cree tanto y no es nada, conozco de muchos que solo le hablan porque presta sus libretas pero de ahí que algún chico la encuentre atractiva, para nada.

Mi boca se abrió un poquito, sentí que mis ojos ardían, quería llorar y mucho pero seria muy raro que el cuerpo de Tom hiciera eso. De nuevo tendía que tragarme mis sentimientos, de nuevo tenia que parecer de piedra, aun asi no podía creer que esto me afectaba…yo solo ya no quería fingir que soy fuerte porque se que en estos momentos soy todo menos eso…soy una chica que esta bastante sola y odiada por muchos…

-pobre Bill en algún momento él también se hartara de ella, quizás sea pronto puesto que ya no los han visto juntos, muchas de mis amigas han buscado salir con él, por eso hoy vine contigo…-sonrió.

Quería empujarla y decirle que yo no era esas cosas que ella decía...que realmente podía ser divertida cuando quería…que…que…no solo los números me hacían feliz…que realmente esperaba un día encontrar a alguien que me amara…

Pero no podía, ya no quería pelear mas con nadie, yo solo quería ver a mis papás de nuevo y que ellos me dijeran lo especial que era en su vida, quería que mi madre me abrazara, que mi padre me dijera lo orgulloso que estaba de mí, quería pelear con Georg de algo tan simple para después solo reírnos…yo quería tanto y no tenia nada…

Tu estomago se retorcía de dolor mientras observabas atonía a aquella chica mientras hablaba y hablaba, te había sumido en un completo alto del tiempo. No podías pensar mas que quizás ella podría tener razón. Hasta que escuchaste su voz.



Capitulo 28


-¿no crees que ya fue bastante? Fastidiosa –seria.

Ambos, tú y la chica miraron hacia aquella voz. Ya la conocías y muy bien pues era la tuya, aunque era extraño escucharla asi de enojada mientras tu no te sentías de esa manera. Miraste y ahí estaba Tom con las manos en la cintura con pose de chica mala mirándolos.

-¿tu? –la chica que antes te molestaba ahora lo miraba sorprendida.
Tom: sí, yo. La nerd

Vamos que pensé que me defendería y ahora parecía solo venir a ofenderme más…

-si escuchaste lo que dije, ni modo, solo te aclare tu realidad –sin remordimientos.
Tom: por supuesto que lo escuche tarada, como también he oído con cuantos chicos has fornicado ¡guarra! –grito con desprecio. Ella abrió sus ojos sorprendida. Y si piensas que podrás tocar a este genial chico, estas equivocada, muy, muy equivocada.

Camino hacia ustedes con pasos de modelo de pasarela tomándote de la muñeca y jalándote atrás de él, mientras no podías reaccionar por su actitud…la chica mordió su labio rabiosa mientras encaraba a Tom.

-y que tu, una monja de cuarta me lo diga, no me afecta en nada –presumida.
Tom: no,  si no me interesa que te afecte chiquita –molesta. Pero si de imperfecciones hablamos pues yo también te cuento las tuyas, yo seré una nerd de biblioteca pero al menos tengo mas en el cerebro que tu en…-la miro de arriba hacia abajo. En otras partes, quizás no sepa sobre chicos pero al menos ellos están seguros que no les abriré las piernas apenas me lo pidan. Como tu comprenderás y si te queda el saco póntelo.
-¡ag! ¿Tu como que atreves? Que crees que solo porque me digas eso me vas a hacer sentir mal?
Tom: no, claro que no. La que nace para puta hasta la placa de oficio carga. Si yo no debo decir nada, toda tú lo dices. Pero eso sí te digo, si me vas a ofender primero infórmate que tengo diplomas que me hacen mejor mujer que tu, mientras que los hombres solo buscan diversión en ti, en mi buscaran a alguien a quien adorar, que sí quizás nadie me aprecie pero al menos tengo amigos que no solo buscan meterse bajo mi falda y yo valgo mucho, tanto que puedo quitarte a cualquier hombre que se me antoje, agradecida deberías de estar porque si yo busco te quito a toda tu clientela sin tener que trabajarles como tu lo haces…

Observaste como Tom lo decía todo tan seguro de sí mismo, nunca en tu vida se te habría ocurrido verlo defendiéndote y mucho menos insultando chicas que generalmente lo rodeaban. Era una buena pelea y realmente te hacia sentir un poquito mejor verlo defendiéndote.

Tom: espero te halla quedado todo bien claro, porque yo soy una chica difícil, contigo y con cualquiera, pero mantengo mi dignidad y respeto. Así que te aviso de una vez por todas que si me buscas, me vas a encontrar y realmente te aconsejo que no lo hagas, por tu bien –la amenazó. Ahora si me disculpas, me llevo a este galán conmigo y que te quede bien claro que es de mí propiedad.

Te tomo de la camisa llevándote con él.

¡OMFG! No podía creer de lo que había sido testigo, Tom caminaba como toda una…una perra, en el buen sentido de la palabra. Era tan, tan yo y tan tan poderosa. ¿De donde rayos había sacado todo aquel glamour? Me aterraba un poco pero me alegraba mucho más como había dejado a aquella chica en su lugar.

Cuando estuvieron a solas de nuevo fue que gritaste de alegría dando saltitos divertida, mientras que Tom se recargaba en sus rodillas a respirar, temblaba y realmente parecía que ni él sabia lo que había hecho.

Tu: Tom…eso fue tan..tan…¡Wow! –sonreíste. Esa chica quedo tan, tan derrotada. ¿De donde rayos salió toda esa furia?

Lo miraste y él a ti.

Tom: no lo se…solo…no puedo creer lo que hice…
Tu: en todo caso, muchas gracias. –sonreíste aun mas.
Tom: cállate nerd, solo me molesta que los demás toquen a mi propia victima. El hacerte sentirte mal es mi trabajo. Eso es todo, no lo hice porque te aprecie o algo así por el estilo…- molesto sonrojado.

El se cruzo de brazos con indiferencia mirando hacia otro lado. Era todo un tsundere y eso me hacia realmente feliz, sabia que aunque el dijera eso, realmente no lo pensada así del todo. Sabia que lo había hecho por defenderme y eso, eso era lo que contaba para mí. De pronto quise hacerlo, me acerque a él y le di un beso en su mejilla mientras él no me notaba.

Tu: de todas maneras, te lo agradezco mucho –beso.

Tom se giro a mirarte completamente sonrojado, tu reíste de ver su rostro tan avergonzado y saber que era mas fácil leer sus reacciones en tu cuerpo. Reíste mientras él te gritaba que te callaras, pero realmente no podías parar, era lindo cuando quería. Nunca olvidarías este día, donde él te había defendido ante alguien más.

Tom se había sentado en una banca que estaba frente a nosotros mientras que yo seguía sonriendo en mi interior por el suceso anterior. Cuando de pronto una voz desconocida apareció frente a nosotros.

-vaya, por lo que veo ya se están llevando muy bien…

Ambos miramos a la mujer que nos hablaba con tanta naturalidad como si ya nos conociese. Era alta, algo aperlada, tenia un cabello largo y rizo, vestía como si fuese una gitana incluso una pañoleta en su cabeza, tenia muchas pulseras en sus manos y sus uñas eran largas de un color morado obscuro, me parecían muy femeninas. Me gire a mirar a Tom preguntándole con la mirada si la conocía a lo que él negó confundido.

-por supuesto que no me conocen

Volvieron a mirarla sorprendidos de que ella supiese lo que pensaban o que bueno, lo descubriera.

-lo importante aquí es que yo los conozco a ustedes y a su pequeño secreto…

Sus palabras contenían un mensaje, lo presentías en el tono de voz y en la pequeña sonrisa que esbozaba.

Tom: ¿de que secreto habla señora?
-por favor no tienes que fingir conmigo niño, ese cuerpo no te pertenece puedo notarlo a kilómetros de distancia.

Me había sorprendido tanto de que ella pudiese darse cuenta que ese de ahí era Tom y no yo. Realmente me asustaba su astucia pero a pesar de todo no me aterraba.

Tu: como es que sabe…
-¿Qué? Que ustedes han sido maldecidos
Tu y Tom: ¡¿maldecidos?!
-ups…
Tom: quiere decir que usted…
-por supuesto que no niño –rechazo la idea al instante. Tengo mejores cosas que hacer que andar siguiendo parejitas bipolares…
Tu: él y yo no somos…-sonrojada.

Ella te miro y sonrió tranquila

-por supuesto…tu mueres por alguien mas..

Tom te observo bastante serio, apretó su puño y después solo miro a la mujer.

Tom: ¿usted como sabe todo esto? –serio.
-porque yo –sonrió. Soy Malina la adivina

Ella hizo una pequeña reverencia sonando los cascabeles que colgaban de su cintura, como si fuese a bailar la danza del vientre, puedo asegurar que era muy bonita y bastante sonriente a pesar de todo.

Tom: clarooo…

Tom te miro e hizo el gesto de que Malina estaba loca, ella achico su mirada con asecho hacia él.

Malina: te doy mi mas sentida pena, al verte atada a este chico con tan poca cordialidad –te miro con lastima y ternura.
Tu: gracias, lo se –suspiraste resignada.
Tom: vaya, otra loca más…
Malina: pues esta loca podría haberles dicho como revertir su maldición

Tom se había cruzado de brazos pero cuando la escucho decir eso, fue que se giro interesado en ella…

Malina: pero a ti no te lo diré –lo apunto. Pero tu querida niña, puedes venir a verme.

Hizo un movimiento de muñeca en el aire, para cuando su mano llego a tu altura, apareció una tarjeta de presentación en sus dedos.

Malina: ven a verme mañana a esta hora, en mi tarjeta esta la dirección.

Tomaste su tarjeta y la leíste “Malina la adivina” “resolvemos maldiciones, leemos el futuro, cartas, mano, taza de te.” Ambos leyeron la tarjeta para cuando levantaron su mirada de nuevo, ella ya se había ido.

Tu: ¿A dónde fue? –confundida.
Tom: no tengo idea…

Miraron hacia todos lados pero ella nunca apareció de nuevo, después de ese extraño y ajetreado día regresaron a la casa de los kaulitz puesto que ya hace bastante rato que las clases habían acabado.

Cuando habían terminado de cenar, subías a tu habitación a terminar tus deberes, en el 
camino te encontraste con Tom quien te llamo para que fueses a su habitación. Ya ahí él te dio la caja de chocolates que le había regalado Georg cuando estaban enfermos.

Tu: pero mi hermano te los dio a ti…
Tom: corrección, tu eres su hermana yo solo ocupo tu cuerpo…

Lo miraste y sonreíste enternecida por su actitud indiferente aunque estuviese algo tímido al dártelos.

Tom: sí bueno no quiero ser yo solo el malo de este cuento, ademas me diste mucha lastima con lo que viviste hoy y pensé ¿Por qué no darle un pequeño premio?

Rolaste los ojos por su comparación de ti con un perro o mascota. Abriste la caja y probaste los bombones cubiertos de chocolate.

Tu: bueno…igual gracias.

Mordiste uno para después mostrarle la caja y que tomara uno también. El dudó unos segundos pero después te siguió la corriente. Ambos comieron los chocolates en silencio hasta que se hubiesen acabado. Cuando los terminaron tiraste la caja y saliste de la habitación pues tenias cosas que hacer, en el pasillo te encontraste a Bill quien salía de tu habitación, parecía que había buscado por Tom.

Tu: oh, hola hermano –sonreíste.
Bill: ¿Tom? ¿Qué hacías en la habitación de (Tu nombre)?

El te miro con sospecha, tu solo sonreíste nerviosa y pensaste en que decir.

Tu: yo eh…yo solo le preguntaba sobre…sobre una tarea, sí eso. Sonreíste.
Bill: ¿y desde cuando te interesa a ti tus estudios? –confundido.
Tu: bueno…te diré algo pero que no salga de entre nosotros ¿ok?

Bill paso saliva nervioso.

Tu: el director me dio un ultimátum, si no paso ciertas materias me correrá de la escuela y he estado estudiando arduamente para subir calificaciones, ya sabes si mamá se llega a dar cuenta me mata…

Intentaste sonar lo mas segura posible de tus palabras mientras sonreías algo nerviosa. Bill te miro por varios segundo pero luego de estudiar tus palabras fue que decidió creerlo ¿Por qué no?.

Bill: ah ok, bueno si necesitas algo de nuevo mejor pídemelo a mi ¿no? Para eso somos hermanos.
Tu: ah sí –sonrojada. Sí lo tendré en mente hermano…

El asintió y dio vuelta para caminar al lado contrario al tuyo. Ibas a abrir la puerta de tu recamara cuando de repente Bill se gira a hablarte de nuevo.

Bill: Tom…-susurro.
Tu: ¿si? ¿Qué pasa? –tranquila.
Bill: si tu…-dudó. Si tu sintieras algo por (tu nombre) me lo dirías ¿verdad? –serio y medio triste.
Tu: ¿sentir que? –confundida.
Bill: pues sentimientos de a-amor…-sonrojado.
Tu: oh, oh…-sonrojada.

No podía creer lo que Bill me decía y mucho menos con aquella mirada tan seria y triste. Ni siquiera me miraba a los ojos parecía hablar pero mirando hacia un punto indefinido. No se como se le ocurrían estas cosas, es obvio que si fuese el verdadero Tom en estos momentos lo negaría con rotundo asco hacia mi, es mas casi gritaría que Bill estaba loco. Él nunca podría sentirse atraído hacia mí, ni aunque le pagaran por ello, por eso yo debía aclararle las cosas a Bill como si yo fuese verdaderamente Tom.

Tu: claro que no, que asco. Solo a ti  te gusta esa niña odiosa Bill, yo solo la utilizo por sus tareas, ya sabes una nerd siempre hace las cosas mejor –sonreíste segura. No tienes de que preocuparte para mi (tu nombre) solo me es una molestia.

Bill me miro directamente a los ojos mientras me oía, parecía alegrarse y eso me hacia sentir segura de mi respuesta, así no le ocasionaría problemas a nadie. Todos contentos, porque si Tom llegase a saber esto por supuesto que se enojaría conmigo si yo respondiese otra cosa. Así es como las cosas debían ser.

Bill: bueno, gracias hermano, prometo no dudar mas de ustedes –sonríe y se va.
Tu: no hay de que…


Por tu parte te giras para abrir la puerta de tu habitación, entras en ella tranquila para empezar tus deberes. Del otro lado del pasillo Tom se encontraba oyendo todo escondido detrás de la puerta, cuando entendió que ambos de habían ido, solo se retiro de esta suspirando…



Tsundere es un personaje arquetipo que describe a una persona cuyo comportamiento es frío y hostil hacia otra persona, pero que después de un tiempo muestra su lado cálido, sensible y amigable. 

No, no soy "otaku" solo que sí veo animación japonesa e investigo los términos que usan para los personajes xD

Hallo, espero les guste el cap. No había subido porque de alguna manera estoy viviendo "independizada" de mis papás y pues no había tenido internet. Serán unos meses difíciles :$ pero intentare dar lo mejor con las historias. Ademas estuve jugando sims 4, siempre había querido jugarlo desde niña, es algo adictivo al principio pero como que ya mi curiosidad fue satisfecha y vuelvo a esto de la escritura, aunque me da cosita abandonar a mis sims :c En fin, Muchas gracias a las 10 chicas que me siguen por wattpad, he estado viendo que fic sera la primera que suba ahi, espero pronto realizar la limpieza del texto para publicarla. 
Se cuidan mucho, mucho esfuerzo en todo. Bye, bye :)

4 comentarios:

  1. Que bueno que subiste Eva me alegro mucho xq de verdad ya me moría x leer otro cap de esta fic que es super buena y divertida, tranquila te entiendo espero el próximo cap.. y me gustaría leer tu historia que publicaras en wattpad yo te sigo :) esperare ansiosa

    ResponderEliminar
  2. Me encantaa!
    Amo tu fic.
    Siguelaaaa
    Yo creo q Tom empieza a interesarse de la rayita..

    ResponderEliminar
  3. AMO TU FIC !!!!
    eres genial
    siguela porfa!!
    ame la parte en que Tom defendió a (tn) espero que se enamoren seria super lindo =) :)

    ResponderEliminar
  4. sigue, porfaaaaa!!! quiero saber que pasa, me ha encantado, espero q continues

    ResponderEliminar