Publico en las gradas!! =D

jueves, 9 de febrero de 2017

Round #42 Inbox

El directo suspiro cansado del desinteres del alumno

Director: hicimos un trato, prometimos que si pasabas todas tus materias con 85 de promedio mínimo no te expulsaría
Tom: ¿enserio?

Tom realmente estaba confundido pues él no recordaba ningún trato, entonces fue que entendió, habías sido tu quien había hecho eso.

Tom: ¿y? ¿Entonces? ¿Estoy expulsado?

El directo lo miro bastante serio por largos minutos

Director: la verdad es que…no. Cumpliste tu palabras todas tus materias fueron de 90 y 95, eres libre de cursar tu ultimo año con tranquilidad.

El directo sonrio y Tom no podía creerlo ¡lo habías hecho! ¡Lo cumpliste! Por dios, sí que eras un genio. En cuanto te viera él te daría la gran noticia y…y…y…

De pronto su felicidad se volvió gris de nuevo, era cierto, tu y él ya no hablaban más, eso se había acabado ya. Derrotado salió de la oficina agradeciendo al director, de nuevo camino por los pasillos como alma en pena sin rumbo ni destino.



Capitulo 42



Tom estaba completamente perdido en su interior, realmente nada le importaba en estos momentos, incluso podía sentir como él a duras penas se arrastraba para poder seguir con su vida. Sentía que había perdido la chispa de la motivación diaria. Cansado fue hacia su casillero donde guardo algunos libros y observo su rostro en un espejo, palido y moribundo. Que horrible aspecto, pensó.

Apenas había cerrado su casillero, recargo su frente en la puerta de este, luego suspiro de nuevo, había perdido el número de veces que lo había hecho.

-¡hey, Tom!

Escucho que alguien lo llamaba, giro su rostro y era Bill pero no venia solo. Tu venias a su lado caminando algo avergonzada sin mirarlo, llevabas tus libros en tus brazos mientras que Bill te abrazaba por el hombro. Tom maldijo en su interior debido que esto era lo ultimo que queria.

Tom: hola…

Respondió algo dudoso

Bill: ¿Qué haces aun aquí? Crei que ya estabas en la casa
Tom: no…yo estuve hablando con el director…
Bill: ¿enserio? ¡¿Te expulso?!

Tom no tenia animos de hablar mucho, ni siquiera te había mirado desde que habían llegado hasta un paso de distancia de él, tal parecía que intentaba pretender que no estabas presente.

Tom: no, fue sobre el último trato que hicimos

Habías hecho hasta lo imposible por no mirarlo, volteabas hacia otras direcciones menos con él, eso fue asi hasta que escuchaste sobre el trato con el director que habías logrado hacer, no sabias si había funcionado con todo este enredo lo habías olvidado. Al instante tu mirada fue directa a Tom quien parecía ignorarte desde hace unos segundos, lo entendías, ninguno de los dos se sentía comodo del lado del otro y  menos estando Bill presente.

Bill: ¿y? ¿Qué paso?
Tom: pasé…

Tom miro a los ojos a su hermano y una pequeña sonrisa de felicidad se reflejo en sus labios, saber que tu podía escuchar las palabras de éxito le alegraba un poco, todo había sido gracias a ti y queria que lo supieras.

Bill: ¡wao! Exelente! ¿Escuchaste (tu nombre)? Tom pasó

El gemelo menor te miro entusiasmado, sonreíste levemente mientras sentías como Bill brincaba un poco emocionado aun abrazandote.

Tu: sí, que bueno, me alegro…

Ni siquiera podias decírselo directo a su rostro.

Bill: oh, pero vamos, por favor felicita a mi hermano, yo se que ustedes son enemigos pero al menos hagan esto por mi ¿si?

Bill rogo y tu no podias resistir lo incomodo que era, sabias que el no conocía nada de lo que había pasado, pero Tom…

Debido al ruego de Bill, miraste a su hermano mayor. Tom te observo por largos segundos algo nervioso, entendías que él estaba igual, el verse solo los hacia recordar aquellos sentimientos que compartieron hace apenas una semana, la herida aun estaba abierta y no podías evitar sentir una necesidad fuerte de hablar con él de tantas cosas, querías abrazarlo y felicitarlo con alegría, que ambos sonrieran contentos por lo que habían logrado pero no podía ser asi, ya no mas.

Tu: f-felicidades…Tom
Tom: g-gracias…

Ambos con las casi voces mas bajas hablaron mientras que Bill los miraba.

Bill: ¿acaso se pelearon de nuevo?

Ambos miraron a Bill, ambos sorprendidos de su mirada sospechosa.

Tu: ¡no! Es solo que…
Tom: que ya sabes, nosotros no nos agradamos mutuamente y…y…preferimos mantener distancia
Bill: es tonto, ustedes no deben ser asi

Ambos sintieron como sus corazones se comprimían nerviosos, sus manos comenzaban a sudar un poco.

Bill: son familia ahora, (tu nombre) es mi novia y no quiero que ustedes se lleven mal

Escucharlo decir esas palabras solo lo hacían ver mas inocente de todo y ustedes se sentian tan culpables que se avergonzaban de cada cosa que hacian o decían.

Luego de ese momento incomodo, tu y Bill siguieron caminando, al marcharte no pudiste evitar girar un poco tu rostro para observar detrás de ti a Tom, quien te miraba también pero al verte observarlo mejor ignoro tu mirada y camino hacia al lado contrario. Eso había dolido en tu interior pero entendías porque lo hacia.

Las horas habían pasado, Bill te había dejado en tu casa y ahora él llegaba a la suya, su madre cocinaba la cena, su padre aun no llegaba del trabajo. Subió algo cansado al segundo piso, debía bañarse porque el estar contigo lo ponía nervioso y eso lo hacia transpirar un poco. Luego de bañarse y cambiarse, estaba secando su cabello, su habitación estaba en total silencio. De pronto escucho el sonido de una guitarra acústica, la cual parecía reproducir la misma melodía como si alguien intentase practicar algo nuevo, con la toalla en sus hombros salió de su habitación. Camino descalso hacia donde provenía el ruido y llego hasta la habitación de Tom, abrió lentamente la puerta y observo dentro.

Su hermano gemelo estaba sentado en el marco de la ventana que daba hacia el jardín, bastante concentrado con su guitarra en las piernas mientras practicaba una melodía. Se escuchaba bastante triste el sonido de la guitarra, como aquellas canciones que ponen en la radio en las noches solitarias y tristes, casi como si la guitarra fuese quien llorara, a esa pequeña tonada la acompañaba  la voz de Tom quien tarareaba con la voz mas dulce y baja que pudiese tener. Bill podía observar la mirada triste y vacia de su hermano mayor mientras tocaba las cuerdas con lentitud, después de unos segundos se detuvo, suspiro con cansancio y observo el bosque como si buscase distraer aquella nostalgia que lo agobiaba.

Bill nunca en su vida había visto a Tom actuar de esta manera, aparte desde años atrás que él había dejado de tocar esa guitarra, solo practicaba con la eléctrica, debía ser un sentimiento bastante profundo para que su hermano tomara de nuevo esa decisión ¿Qué podía estarlo agobiando? ¿Qué le había sucedido a su hermano? Sin decir nada más y algo confundido, cerro la puerta de nuevo, camino hacia su habitación y se llevo con él aquel recuerdo.

Cuando entro pensó un poco mas pero no podía recordar algo triste que hubiese sucedido, oh bueno el que perdieran en el concurso, aunque eso no fuese suficiente para tal melancolía, la cual sonaba mas a un corazón roto.

Sus pensamientos se interrumpieron cuando vio su celular en la cama, al instante pensó en ti, abrio el chat y te envio un mensaje.

Escribió un “hola, ¿Qué haces? “con una sonrisa feliz, espero unos minutos mas y después respondiste con un “nada” sin nada mas en el mensaje, Bill algo confundido escribió de nuevo “¿estas bien?” a lo que tu respondiste “sí, cansada”

El giro con su celular en mano, siempre había imaginado que tu serias una persona mas alegre por un chat, con emoticone tiernos y esas cosas pero parecías alguien tan seca en esos momentos, quízas aun no sabias manejar bien las funciones del chat, pensó Bill.

Entonces volvió a escribir “acabo de darme un baño y paso algo extraño” tu respondiste con un “oh, que bien. ¿Qué paso?” Bill escribió de nuevo “vi a Tom en la ventana de su cuarto tocando una canción con su guitarra acústica” luego de unos minutos escribiste de nuevo “¿y?” Bill suspiro y escribió de nuevo “es raro en él, nunca practica con esa guitarra desde que aprendió lo que queria de ella, ademas su canción era tan triste como para matar a un payaso, lucia melancolico”

Él espero y espero por largos minutos tu respuesta pero no decias nada, cuando ya se estaba dando por vencido apareció un mensaje tuyo. “Mm…bueno, estoy cansada ire a dormir ¿bien?” a él le pareció extraño tu cambio de tema pero igual entendía que quizas no te interesaba saber de Tom a lo que respondió con animo “ok, descansa y sueña bonito” había colocado una carita sonriente de nuevo y un corazón, espero respuesta pero tu nunca escribiste de nuevo, algo confundido prefirió pensar que te habías quedado dormida.

Esa noche ceno y realizo sus deberes pensando en que podía hacer para alegrar un poco a su hermano.

Luego de unos días Bill te había comentado un plan que se le había ocurrido, sus padres saldrían de fiesta con unos amigos asi que te había invitado a ver películas en su casa, estabas intranquila ya que podrías encontrarte con Tom pero como también iba a estar tu hermano, Gustav y tus amigas, eso te tranquilizaba un poco, todos estarían distraídos hablando entresí, quizas la situación no sería tan incomoda.

La noche de películas por fin había llegado, llevabas contigo una soda para compartir con los demás, tocaste al timbre, a tu lado estaba tu hermano quien escribia un mensaje en su celular. Luego de esperar unos minutos fue Bill quien abrió, él sonreía como siempre lo hacia, te agradaba eso de él siempre tenia un buena animo para muchas cosas exepto para la banda, recordabas.

Los invito a entrar, a ti te dio un abrazo el cual se sintió bien pero no fue del todo comodo.
Miraste hacia las escaleras que llevaban al segundo piso pero Tom no apareció.

Bill: pasen, vamos chicos a la sala

Cuando llegaron ahí ya estaba Gustav, lo saludaron y cuando apenas te ibas a sentar el timbre sonó otra vez, esta vez eran tus amigas quienes traian sabritas. Ya despues de unos minutos estaban todos en la sala de los kaulitz, Tom aun no se encontraba con ustedes, la sala estaba preparada con una pantalla y proyector especiales para estos eventos.

Nadia: entones ¿Qué tipo de película veremos? ¿Trajeron opciones?
Liz: h-hace poco salió Crepusculo y-y me parece muy linda…

Ella algo tmida dijo. Todos la observaron mientras ella se sonrojaba, sonreíste porque sabias lo timida que podía llegar  a ser y mas cuando tu hermano estaba cerca.

Nadia: ¡ew! Ni loca, yo propongo rapidos y furiosos 6 –sonrio con emoción.
Bill: oh vaya sí me agrada

Ellos se dieron un saludo de choca los cinco debido a su concidencia en la elección.

Gustav: ¡¿estan locos?! El terror es perfecto para esta noche, casa sola, jóvenes adolescentes con hormonas evolucionando y tooodo un bosque tenebroso afuera. Es per-fec-to como si estuviese destinado.

El se retorcía de felicidad en su asiento, era el mas raro de todos pero sus elecciones por lo generales te agradaban más. Observaste a tu hermano seguir chateando, él había dicho que estaba bien con cualquier elección que tomaran, te parecía extraño verlo tan distraído quizas intentaba coquetear con alguna chica, siempre ponía su atención completa a sus novias. Miraste de nuevo hacia el pasillo que los llevaba a las escalera pero Tom no aparecia, podias sentir un pequeño dolor en tu estomago como un nerviosismo que no se podía detener.

Gustav: oye por cierto Bill ¿y tu hermano? ¿Él no va a ver películas?
Bill: mm…no lo se, le dije que si queria pero no me respondió, quizas debe estar en su recamara.

Entendías  porque Tom no bajaba, era porque tu estabas ahí, ninguno de los dos podía verse al rostro sin tener un millón de pensamientos cruzando sus mentes y mas aun porque ambos se sentian mal por Bill o bueno al menos esa era la manera en que pensabas.

Al final la película de terror había sido la elegida, estabas sentada junto a Bill, los dos solos. Georg y Gustav estaban sentados en el piso y tus amigas sentadas en el sillón detrás de ellos. Todos se habían quedado completamente entretenidos, tenían algo de miedo debido a la obscuridad en la habitación y fuera de la casa, pero sin embargo aun seguías sin poder olvidarte de esa senacion incomoda, por más que intentabas pensar mas en la película frente a ti o en la mano tibia de Bill tomando la tuya, nada ayudaba.

Algo agobiada decidiste ir por mas soda a la cocina, mientras estabas ahí suspiraste algo cansada, miraste por la ventana como el jardín tenia algunas luces que ayudaban a la visión. Abriste el refresco y comenzaste a servirte un poco, en esos instantes te diste cuenta que Tom entraba también a la cocina, al instante ambos se paralizaron por unos segundos.

Tu corazon se sintió presionado de nuevo, no podías entender porque siempre sentías sensaciones extrañas cuando lo veias, se supone que estabas olvidándolo ¿Por qué el dolor aun seguía contigo? Ambos debían seguir adelante como Tom había dicho, olvidar estos efectos secundarios de una vez por todas…

Te habías perdido en tus pensamientos cuando sentiste una frialdad en tu mano, la soda se estaba derramando del vaso.

Tu: oh por dios…que tonta…

Rápidamente dejaste la botella y el vaso sobre la mesa de centro de la cocina, sacudiste tu mano e intentaste buscar algo con que limpiar.

Tom: a…hay toallas en el cajón…espera deja…

El avanzo hacia ti para ayudarte, ambos estaban intentando arreglar el desastre, él había sacado dos toallas y te había dado una, se agacharon al piso para limpiarlo, fue entonces que notaron lo cerca que estaban.

Tu: g-gracias Tom…f-fui una tonta –sonrojada.
Tom: n-no estaba bien, es…es un accidente

El miro algo sonrojado hacia la soda derramada. Era extraño, pensabas, si fuesen los antiguos ustedes antes de que cambiaran de cuerpos en estos momentos estarían gritándose muchísimas cosas y Tom te hubiese dicho que eras una torpe manos de jabón. Algo irónico te parecía todo, algo divertida sonreíste un poco mientras intentabas limpiar. Tom se detuvo y te observo algo confundido.

Tom: ¿Qué? ¿Qué pasa?
Tu: es…es que –intentaste detenerte la risa- es extraño ¿no lo ves? Como hemos cambiado, si fuésemos como antes ahorita estaríamos peleándonos y haríamos un mugrero peor pero en lugar de eso estamos arreglando las cosas, juntos…

Volviste a limpiar mientras sonreías, Tom observo como tenias razón, que cambio tan grande habían dado.

Tom: sí, lo se. Extraño ¿no? Somos como un equipo…

El sonrió y tú lo miraste de nuevo pero esta vez lucias más seria como si hubieses recordado algo. Él te miro algo confundido a que se debía tu rostro decaído. De pronto vio que de uno de tus ojos una lagrima caia de manera repentina.

Tom: (tu-tu nombre) ¿estas llorando?

Algo sorprendida parpadeaste, luego otra lagrima cayo de tu otro ojo, después de esas vinieron mas es como si te estuvieras drenando, intentaste limpiarlas con rapidez pero tus ojos no paraban de llorar, no entendías este sentimiento tu no podías controlarlas. Luego de unos segundos intentando pararlas fue que Tom detuvo tus manos tomándote de las muñecas, levantaste tu rostro y el suyo estaba tan cerca, te observaba bastante serio mientras que tus ojos habían quedado cristalizados por las lagrimas.

Tu: n-no entiendo Tom…-susurraste- no puedo olvidarte…por mas que lo intento no puedo

Apretaste tus parpados y un par de lágrimas rodaron por tus mejillas de nuevo, luego observaste de nuevo como él no te quitaba la mirada de encima como si tratase de buscar o entender algo. Estaba tan cerca que podias sentir su respiración, podas sentir que tu corazón quería salirse de tu pecho, sus manos apretaban tus muñecas pero no de una manera dolorosa, era algo mas como si no quisiera dejarte ir, lentamente tus parpados se fueron entrecerrando cuando observaste que acercaba sus labios a los tuyos, por una fracción de segundo podías jurar que se habían tocado pero en ese instante la voz de Bill se escucho en la cocina.

Bill: ¿(tu nombre)?

De pronto te levantaste del piso rápido, limpiando un poco tu mejilla, Bill te miro confundido.

Billl: ¿que haces ahí?
Tu: ah…yo, yo limpio con…con…

Apenas intentabas pensar en algo cuando Tom se levanto también, Bill ahora miro confundido a 
Tom ¿Qué hacían los dos ahí abajo?

Bill: ¿Tom? Crei que estabas en tu cuarto
Tom: lo estaba, pero baje por algo de soda y me encontré con (tu nombre) intentando limpiar el piso, parece que algo de soda se le derramo

Él se giro a lavar como si nada las toallas.

Bill: ¿quieren que les ayude?
Tom: no, es mejor que vayan a ver la película, los demás los esperaran
Bill: pero
Tom: yo estoy bien, ya casi termine

Él se giro sonriendo como si nada hacia su hermano mientras que tu no podias dejar de mirarlos, un mal sentimiento crecía en ti, realmente lo único que querías era salir corriendo de ahí. Aun asi tuviste que aguantarte de nuevo aquella sensacion de dolor y vergüenza.

Luego de que la película terminara, tus papás pasaron por ti y tu hermano, a tus amigas las recogería el papá de Nadia y a Gustav sus papás. La noche había sido intensa y tú no podías dejar de recordar todo aquel ambiente en la cocina, por mas que cerrabas tus ojos para dormir, los recuerdos estaban ahí. Decidida tomaste tu celular y comenzaste a escribir un mensaje.
En la casa de los kaulitz Bill había entrado a la habitación de Tom, este segundo se estaba bañanado.

Bill: Tom ¡¿Dónde lo pusiste?!

El hermano menor buscaba una playera que su hermano le había prestado, pero tal parecía que este no podía escucharlo por el agua. Bill se agacho a buscar debajo de la cama, sobre la silla donde Tom a veces ponía ropa pero nada. Entonces escucho el sonido de un mensaje, observo y el celular de Tom se ilumino en la cama, por simple curiosidad lo tomo para ver la pantalla y entonces este mostró la notificion de un mensaje, cuando leyó el nombre del remitente fue que la sorpresa vino a él, eras tú, ¿tu le mandabas mensajes a su hermano? ¿Por qué?

Por suerte la pantalla estaba bloqueda y la notificación no mostraba el contenido del mensaje, Bill algo confundido y lleno de duda pensó por unos segundos las posibilidades o el tema del mensaje pero luego de que escuchara a su hermano venir, dejo el celular de nuevo en la cama.

Tom: te dije que la deje en el cajón de arriba

El gemelo mayor camino hacia un mueble de ropa, busco en el y encontró la camisa que buscaban.

Tom: ¿ves? Aquí estaba

Le lanzo la camisa y Bill la atrapo aun observando con una cara confusa a su hermano, este camino hacia su cama y tomo el celular.

Bill: ahorita hizo un ruido de mensaje, quizás sea importante, deberías verlo

Este camino hacia la salida un poco.

Tom: ¿enserio? quizás sea Gustav estaba hablando con él hace rato de un videojuego y…
La cara de Tom era aluzada un poco por la pantalla, clickeo un poco aquí y allá cuando de pronto se quedo concentrado, Bill entendió que ya había leído el mensaje.

Bill: y bien ¿era Gustav?

Tom miro a su hermano y luego al celular, de pronto parecía cerrar todo y volvió a bloquear la pantalla, ahora lucia mas serio.

Tom: sí, sí era, ya sabes solo…cosas.

Bill no quería pero sentía que había algo raro en todo esto, miro a Tom algo confundido ¿Por qué mentía? Después de eso prefirió salir de la habitación, necesitaba pensar.

Habían pasado algunos días, no habías visto a ninguno de los dos hermanos, estabas algo ocupada con tus estudios y preferías estar de esa manera, realmente habías estado pensando mucho en toda esta situación, muchas veces la decisión de terminar tu relación con Bill cruzaba por tu mente, realmente no te sentías cómoda del todo y no era por él, era por lo que sea que estaba en tu interior, aquel dolor que no quería desaparecer, aquella nube gris que sentías que te rodeaba, desde que habías terminado con Tom esta sensación de melancolía se había quedado contigo y no parecía querer irse. 
Necesitabas entender que sucedía contigo, ordenar tus sentimientos y estar mas segura de lo que 
querías y lo que no, pero sola, sin nadie que herir, sin nadie a quien preocupar…

Era un sábado y Bill había venido a visitarte, ambos veían televisión en la sala de tu casa, habías estado hablando con él de muchas cosas tranquilamente, realmente el sentirlo como amigo te hacia sentir mejor que como novio. De pronto el teléfono de la casa sonó y tuviste que atender tu porque tu mamá estaba ocupada. Bill te observo salir de la habitación luego a su lado se encontraba tu celular, él lo encendió y se dio cuenta que no había contraseña, extrañado observo que estabas en un chat con Nadia y Liz, solo había cosas graciosas para ustedes, chismes y cosas, salió de la ventana de ese chat y observo los que tenias, busco y encontró el chat que tenias con Tom, inseguro pensó si debía ver o no, pero la curiosidad fue mas fuerte, fue hacia el comienzo del chat y parecía no ser mucho. 
Mientras leia, arrugas de confusión se crearon en su frente ¿Qué era todo esto?

Tu- “¿duermes?”
Tom-“no, pienso”
Tu-“¿en que?”
Tom-“en ti”
Tu-“sigue así, yo también pensare en nosotros pero en mis sueños, debo dormir, buenas noches”
Tom-“ok, buenas noches”

Bill miro la fecha de esa platica y había sido antes de que ustedes comenzaran su relación juntos, pero ¿Por qué? ¿Acaso seria una broma que les habían hecho?

Sin embargo después de ahí habían muchos días sin hablar hasta un mensaje tuyo que habías mandado, el mismo que él había visto llegar aquella noche en el cuarto de Tom.

Tu- lo que paso en tu casa…yo de verdad lo siento, pero lo que dije fue enserio
Tom-olvidemoslo, es lo mejor para todos…

Bill no entendía ¿Qué clase de situación vivian ustedes dos? ¿Seria eso por lo que ambos habían estado actuando extraño? Pero ¿Cuándo? ¿Cómo?


Miles de pensamientos cruzaban por su mente, él dejo todo como lo había encontrado, luego apago el celular de nuevo y espero, luego de unos minutos regresaste con él, pero Bill ya no estaba tan presente como antes, se sentía algo herido pero realmente no queria pensar lo peor, él sabia que tu eras una persona honesta y nunca harías algo para herirlo a propósito, ni a él ni a nadie.

1 comentario:

  1. O.o pobre Bill. Pero tendrá que entender qu se amam..
    Siguela porfaa.. Besos

    ResponderEliminar