Publico en las gradas!! =D

martes, 31 de enero de 2017

Round #41 No rias cuando no lo sientes

Bill abrazo a Tom feliz de la ayuda mientras que Tom no pudo resistir la culpa, pero no era su decisión tampoco, tu eras quien debía hablar con Bill y mañana deberías decidirlo, él te apoyaría pero solo hasta que tu hablaras primero de cómo te sentías con Bill.

El hermano menor le explico a su gemelo que seria algo grande, colocaría un letrero con la pregunta en el jardín de la escuela y también prepararía un regalo, tenia todo planeado desde hace unos días. 

Tom ayudo creando la pancarta con la propuesta, ademas observo a Bill practicar mientras que este ultimo lucia emocionado. ¿en que depararía esta decisión? ¿realmente era correcto todo esto? ¿Qué dirías el día de mañana?



Capitlo 41



El dia había llegado Tom no pudo dormir en toda la noche pensando y pensando en lo que sucedería, fue a la escuela con algo de miedo y pesar. No se sentía preparado para todo esto. En la mañana había recibido un mensaje tuyo deseándole un buen despertar y él no pudo responder con entusiasmo, esperaba no haberte hecho sospechar de algo. Ya en la escuela se mantenía lejos de todos, conocía el plan de Bill a la perfección así que pronto se encontrarían para decorar el jardín, había intentado evadirte, es mas ni siquiera te había visto y por mas mensajes que mandaras él no respondía.

Luego de unos minutos todo estaba listo, él podía sentir que algo dolía en su interior, Bill llego con él algo emocionado, sostenía una caja de regalo pequeña, era para ti.

Bill: Tom hermano, gracias por estar conmigo realmente aprecio esto

El gemelo mayor miro al menor sonreír con un gran brillo en los ojos, el mismo que había visto en ti el dia anterior, podía sentir nauseas de todas las palabras que se estaba tragando, dio una pequeña sonrisa algo fingida pero siguió adelante. Luego escucharon unas voces, eran tus amigas que te traían al lugar donde les había dicho Bill. Tom no podía creer lo que veía, su novia, su chica caminaba hacia la mano de alguien más y ese otro, era su hermano. Que cólera corría en su interior, mientras que él solo podía observar algo alejado. De pronto destaparon tus ojos y fue que tu mirada se mostro sorprendida, feliz y luego confundida cuando había leído la pregunta y luego habías visto a Bill, Tom podía escuchar que algo se rompía en su interior.

Mis amigas me habían dicho que tenían una sorpresa para mi, al principio pensé que era una broma pero luego de que me vendaron los ojos y me hicieran caminar casi fuera del area de los salones, comprendi que algo interesante había pasado.

Cuando ellas habían quitado la venda de tus ojos, lo primero que viste fueron flores colgando de las ramas de un árbol, luego mucha decoración de pétalos y un letrero que tenia pintado un gran “¿quieres ser mi novia?” al principio tu corazón había latido a mil por hora habías pensado que era Tom quien quería formalizar todo, había estado actuando extraño en la mañana no contestando tus mensajes, quizás porque preparaba todo esto para ti, pero sentiste un poco de descepcion al ver a Bill parado frente a ti sonriendo. Luego unos metros detrás de él estaba Tom quien te miraba con los ojos mas tristes y serios del mundo, aunque la voz de Bill te saco de tus pensamientos.

Bill: (tu nombre) yo…yo he hecho todo esto para ti –sonrio- con la ayuda de tus amgias y mi hermano…

¿Tom ayudo en esto? ¿Por qué?

Bill: hemos compartido tanto tiempo juntos, secretos, risas y sentimientos, por eso hoy quiero mas que nada decirte lo que siento. Me gustas y mucho (tu nombre) por favor acepta ser mi novia, me harias la persona mas feliz del mundo…

De su mano abrió una cajita con un dije colgando de una cadenita, era de oro.

Bill: te compre inclusive un collar de un osito teddy, como los que te gustan…

Estabas mirando a Bill arrodillado frente a ti pero no podías evitar desviar tu mirada a Tom quien miraba a su hermano, luego a ti ¿Por qué no decía nada? Te preguntabas.

Tu: ah…yo…Bill…yo

Miraste a Tom de nuevo y este parecía alarmado de tu dudar, rápidamente negó algo asustado como si no quisiera que dijeras lo que pensabas.

Negué al instante lo que ella planeaba decir, fue algo casi automático solo eso pude pensar en ese momento.

Miraste a Tom algo confundida por haberte detenido, luego a Bill de nuevo quien parecía confundido, había más gente ahi que observaban la escena romántica.

Tu: yo Bill…
Bill: es que acaso ¿no quieres?

Todos se sorprendieron de las palabras del gemelo menor

Tu: no…es que yo…
Bill: ¿Qué pasa (tu nombre)? ¿Ya no me quieres?
Tu: yo si te quiero pero…

No podias siquiera hablar bien todos te miraban esperando y Bill lucia tan triste en estos momentos, tu corazón dolia un poco ¿Cómo podrías rechazarlo? ¿Como le dirias la verdad? Él no sabia nada de tus sentimiento, ni tu misma recordabas el hecho de que hace tan solo un poco mas de un mes morias por él y él por ti pero ¿Cómo enfrentar esos sentimieto ahora? Mientras que ademas detrás de Bill estaba el chico al cual llamabas novio… ¡que enredo! Pensaste

Tu: d-dame tiempo Bill ¿si? Es que yo….yo estoy muy nerviosa y debo pensar, sí pensr
Bill: ¿pensar que (tu nombre)?
Tu: algo Bill, algo yo esto, gracias muchas gracias por la sorpresa enserio me gusto todo este…es tan romántico…tu eres muy lindo y tierno pero debo pensar ¿sí?

Estabas desesperada por salir de ahí, necesitabas aire y pensar, ademas debías hablar con Tom no querías darle la noticia sola a Bill y no frente a todas estas personas, entonces solo debías tener algo ma de tiempo.

Bill: esta bien, pero por lo menos lleva esto contigo

Él se acerco y te coloco el collar de a carita del oso teddy e tu cuello, sentiste su cercanía y luego observaste el regalo.

Tu: gracias Bill..

Lo abrazaste algo aliviada, después diste media vuelta y saliste rápido de ahí. Bill y todos los demás te observaron desaparecer después de eso, todos se fueron después de unos segundos. Bill se giro algo decaído hacia Tom.

Tom: Bill ¿estas bien?
Bill: no Tom, no lo estoy…

Y ahí se encontraba de nuevo Tom con algo de asco después de seguir guardando tantas palabras, Bill lloraba recargado en sus rodillas, llevaba varios minutos asi y no paraba. Se habían sentado una banca alejada de toda la escuela. Tom no sabia que hacer ni que decir, sabía que su hermano estaba enamorado y al mismo tiempo destrozado, él nunca pensó que sus sentimientos hacia ti fuesen a causar todo este dolor.

Tom: ya…ya…Bill, tranquilo
Bill: ella…ella se fue Tom ¡se fue!

Bill se abrazo de Tom desesperado ahogado en el llanto

Bill: yo creí, creí que aceptaría ¿Cómo pudo pasar esto? ¡Se suponía que nos gustábamos! ¡Ella me gusta tanto, joder!

Bill siguió llorando y Tom podía sentir como todo era su culpa, cada palabra de Bill era una cachetada para él, podía jurar que el letrero de traidor colgaba de su frente y era cierto, Bill te había visto primero, él solo había sido un intruso. Alguien que traiciono a su hermano robándole a su chica. Tom paso saliva nervioso de pensar eso.

Bill: la quiero tanto Tom, me ha gustado desde que tengo memoria…

De pronto esas palabras vinieron a Tom, era lo mismo que decía en tu diario. Entonces…él no podía entender ¿Cómo habían terminado asi? En tu diario siempre decías lo mucho que querías a Bill ¿Por qué ahora estabas con el? tus sentimientos no pudieron ser falsos o si? Tú no eras ese tipo de chica, 

Tom sabía que tus sentimientos por las personas eran genuinos. Quizásquizás esta relación entre tu y él solo se debía por el hechizo del pozo, quizás eran efectos secundarios que pronto pasarían y un 
dia tu lo mirarías con odio otra vez y él ya no sentiría nada por ti de nuevo.

Él sintió como se le helaba el cuerpo, tal parecía que entendía todo. Tu diario y el llanto de Bill lo decían, ese era verdadero amor y no lo que tú y Tom creían tener, ese era un efecto del tiempo en que solo se tuvieron ambos por la maldición pero ahora ya podían ser ustedes de nuevo, pronto regresarían sus verdaderos sentimientos.

Tom rió irónico de lo equivocado que había estado, ademas él nunca había sido de mensajitos melosos y besos para una sola chica. Que tonto debió haber sido creer en todo eso, tu corazón nunca había estado con él, solo con su hermano, tu diario era la respuesta a todo. Ahora él sabía lo que debía hacer, su hermano debió hacerte regresar en tus sentidos como lo había hecho con él, que error más grande casi cometían, entonces el gemelo mayor repararía el desastre que había dejado el pozo.

Tom: Bill, tranquilo hermano, es solo que tomaste a (tu nombre) desprevenida, sabes, ademas toda esa gente observándolos es obvio que ella se intimido

Bill levanto su rostro hacia su hermano,

Bill: ¿tú crees?
Tom: ¡claro! Lo note todo desde que los vi, ella entro en nervios y huyo, ya veras que pronto vuelve con tu respuesta y será un sí

El gemelo menor se levanto observando su hermano con una gran sonrisa, eso lo reconfortaba, confiaba demasiado en su hermano y sabia que él conocía mejor estas situaciones.

Bill: es…es cierto, la presione en un pequeño momento, gracias Tom, sin tus palabras no podría haberme dado cuenta de mi error
Tom: no hay de que, ahora deja de llorar y prepárate cuando ella vuelva –sonrió.
Bill: sí lo hare
Tom: bueno, después me cuentas como término esto, debo ir a un lugar
Bill: esta bien, te contare todo con lujo de detalles
Tom: sip

El gemelo mayor se levanto de su lugar dejando a su hermano sonriendo de nuevo, eso lo hacia tan feliz ver a su hermanito lleno de vida como siempre debió ser.

Tom te busco por toda la escuela pero no te encontró, debía hablar pronto contigo y contarte de su descubrimiento. Las clases habían acabado y Tom no te había visto, entonces recordó un lugar al cual te gustaba ir siempre.

Caminaba por debajo de aquellos arboles que se movían con el aire susurrando entre sus hojas, Tom notaba que no había nadie en el parque, era grande y lleno de arboles, este solía ser un parque cercano al bosque, como no era un pueblo tan grande donde vivían, no había tanta gente y este parque era un lugar bastante tranquilo. Busco en los juego de los niños y con el chillido de un columpio al cual le faltaba grasa fue que se guió a buscarte y como si hubiese adivinado, ahí estabas tu, mesiendote lentamente mientras mirabas tus zapatos escolares, aun portabas tu uniforme como él y tu mochila estaba tirada en el piso junto a ti. Tom te observo durante unos segundos y luego decidido camino hacia ti.

Susurro casi tu nombre pero aun así pudiste escucharlo, giraste tu rostro, te veias tan triste, eso entristeció y alentó mas a Tom. Sabía que pronto encontrarías la felicidad.

Tom: hola…
Tu: hola….

El avanzo y se coloco frente a ti, miro hacia todos lados pero no había nadie mas, dejo caer su mochila al suelo y tan solo te observo, tu lo observabas también algo seria pero mas que nada decaída.

Tom: ¿estas bien?

Negaste con la cabeza, luego te detuviste y te paraste frente a él. Tom pudo observar el collar que aun colgaba de tu cuello, ni siquiera te lo habías quitado, eso reforzaba sus pensamientos.

Tom: sobre lo que mi hermano dijo….él realmente esta mal ahora, lloraba como un bebé y…realmente te quiere ¿sabes?

Lo miraste algo confundida

Tom: yo…yo…creo que

Tom no podía tomar suficiente aire de sus pulmones ¡rayos! Mirarte lo hacia peor aun.

Tom: yo creo que d-deberías…aceptar…

Las ultimas palabras fueron casi un susurro, pero tu levantaste tu rostro confundida hacia él, su mirada se veía tan seria y decidida que esas palabras te tomaron como un golpe al estomago.

Tu: ¿Qué dices?
Tom: yo lo he pensado y creo que es mejor que lo aceptes…
Tu: pero tu y yo…
Tom: ya se, ya se, pero mira lo he pensado, puede que lo nuestro no dure mucho

Tom lucia tan tranquilo hablando, parecía como si fuese lo mas fácil del mundo para él, mientras que tu…

Tom: ¿Qué si lo nuestro no fuese de verdad? Es decir, tu amor por mi hermano y su amor por ti ha durado años mientras que lo de nosotros, apenas y nació hace mes y medio y todo fue por un hechizo de un pozo extraño ¿estos no podrían ser efectos secundarios? Piénsalo

No entendías lo que él pretendía pero un pequeño espacio de tu ser también dudo y estuvo de acuerdo con él, efectos secundarios resultaban de muchas cosas, conocías de ellos en varios experimentos donde la gente terminaba con sentimiento que desaparecían con el tiempo

Tom: por un tiempo solo fuimos tú y yo, quizás sea la costumbre de esa sensación la que tenemos, quizás después de unas semanas volvamos a ser como perros y gatos odiándonos y terminando nuestra relación en una guerra ¿no lo crees?

Pasaste saliva nerviosa, no podías quitar tu triste mirada de Tom es decir ¿Qué podías responder?

El te miro algo cansado, no sabia que mas decir, entonces fue que recordó el diario. Busco en su mochila y después te lo mostró.

Tom: mira, esto es tuyo, ayer lo dejaste olvidado en la casa del árbol…ademas lo siento pero lo lei y esto fue lo que mas me hizo entender que tu al que realmente quieres es a mi hermano, yo solo soy algo parecido que encontraste por ahí...

Miraste el libro que el sostenía y luego lo tomaste, hojeaste algunas hojas y habías olvidado generalmente la mayor parte de su contenido pero era cierto había tanto amor para Bill y tanto odio hacia Tom, de nuevo lo miraste

Tu: e-entonces esto quiere decir ¿adiós?...

Tus ojos se cristalizaron, tu voz se rompía y no podías dejar de sentir que alguien apretaba tu garganta.

Tom: significa que terminemos lo que sea que ese hechizo empezó

Él lucia tan fresco y cool diciendo esas palabras, como si no tuviera nada en su interior, como si nada doliera. Mientras que tú sentías como si un cristal se rompiese en tu interior, dolía y mucho.

De pronto apretaste con fuerza tu libro a tu pecho y tus parpados que querían detener las lagrimas, pero te encontraste con tu voz gimiendo de dolor mientras que tus diente se apretaban entre sí, querías sr fuerte, querías seguir adelante pero dolía y mucho, podías sentir que alguien arrancaba algo de ti. Estabas muy confundida ¡¿Qué rayos era el amor?! ¿Bill o Tom? ¿Cómo podías saber que era la respuesta correcta? Querías gritar y maldecir y tirarte al piso pero lo único que podías hacer en ese momento era llorar y muy fuerte, mientras que Tom solo te observaba desde su lugar como si nada, como si no pudiese tenerte un poco de lastima.

Tu: yo…yo no se que pensar Tom, lo siento y al mismo tiempo no, este efecto secundario ¿tardara en pasar?
Tom: no lo se, pero piénsalo nosotros ni siquiera nos conocemos bien. Yo ni siquiera sabía que los osos teddy eran tus favoritos…

El pareció apenado, bajo su rostro un poco, mientras que tú lo mirabas borroso debido a las lágrimas cayendo de tus ojos como cascada.

Tu: Tom, tú me gustas, enserio, puedo sentirlo…

Tomaste su camisa de su pecho con una mano, intentándolo detenerlo

Tom: eso no es cierto, esto pronto se convertirá en una falsedad y entonces nos dolerá aun mas, ademas tu podrías quedarte sin el hombre de tu vida, mi hermano, él también esta llorando por ti ahora ¿sabes?

De nuevo otra mueca de dolor vino a ti, cuanto daño estaba siendo causado en estos momentos.

Tu: te voy a extrañar
Tom: ¡nah! Ni tanto, ya veras que pronto me estaras gritando

¡Por que rayos el sonreía mientras que tu te inundabas en llanto! Ya ni respirar podías debido a la opresión de tu pecho, soltaste su camisa y lo miraste a los ojos.

Tu: esta bien, te libero…te libero Tom, ya-ya no te voy a querer….

Querías golpearte contra el tubo del columpio y desmayarte hasta dejar de sentir el dolor en tu pecho, lo miraste sonreír agradeciendo, luego tomo su mochila y camino un poco alejado de ti. Al instante gritaste un poco presa del dolor que te abrazaba. Cubriste tu boca para que nadie escuchara tu llanto pero las lagrimas salían por si solas, abrazaste con fuerza tu diario a tu pecho mientras te quedabas ahí sola llorando, Tom se alejo lentamente de ti.

Era lo mejor para ambos pensó Tom y lu pensó de nuevo y de nuevo y de nuevo en cada paso que daba, podía escuchar como gritabas detrás de él, llorando y sollozando, limpiabas tu rostro pero las lagrimas caían de nuevo, gotas habían humedecido la tierra en tus pies. Intento mirarte por ultima vez pero respiro profundo y se animo repitiendo aquellas palabras en su mente “es lo mejor para ambos”

Cuando dejo de oírte entendió que se había alejado lo suficiente, se detuvo en la solitaria calle donde iba caminando, miro hacia el cielo y pensó Si es lo mejor para ambos…entonces ¡¿porque mierda dolía como el demonio su corazón?!

Al instante gritó del dolor y frustración, grito varias veces como si alguien lo estuviese asesinado, pateo su mochila, pateo piedras y pateo el camino, intento cubrir con su brazo derecho sus ojos para que nadie notase las lagrimas que él desbordaba, que corrían con fuerza en su rostro y que había retenido desde hace tanto tiempo atrás donde había fingido no sentir nada por ti, para no verte destruida aun mas por la decisión de olvidarse. Grito con fuerza pues ni tu ni nadie podía escucharlo, grito con fuerza porque sabia que el dolor lo estaba rompiendo por dentro, grito con fuerza porque sabia que había roto tu corazón y en ese instante el de él se rompía lentamente.

Solo había campos alrededor de esta calle solitaria, campos de arboles que parecían susurrar con el viento entre sus hojas, un susurro que ocultaba su dolor.

Habia pasado una semana desde que Bill y tu habían comenzado a ser novios, la relación aun no era noticia para todos, pero los mas cercanos lo sabían, incluido Tom quien se había pasado los días yendo de aquí hacia allá sin decir nada a nadie.

Un dia de escuela fue llamado a dirección, sabia cual era la razón y realmente no se sentía de ánimo para discutir con el director. Ya en la oficina.

Director: kaulitz ¿recuerdas nuestra última platica?
Tom: mm…la verdad es que no…

El directo suspiro cansado del desinteres del alumno

Director: hicimos un trato, prometimos que si pasabas todas tus materias con 85 de promedio mínimo no te expulsaría
Tom: ¿enserio?

Tom realmente estaba confundido pues él no recordaba ningún trato, entonces fue que entendió, habías sido tu quien había hecho eso.

Tom: ¿y? ¿Entonces? ¿Estoy expulsado?

El directo lo miro bastante serio por largos minutos

Director: la verdad es que…no. Cumpliste tu palabras todas tus materias fueron de 90 y 95, eres libre de cursar tu ultimo año con tranquilidad.

El directo sonrió y Tom no podía creerlo ¡lo habías hecho! ¡Lo cumpliste! Por dios, sí que eras un genio. En cuanto te viera él te daría la gran noticia y…y…y…


De pronto su felicidad se volvió gris de nuevo, era cierto, tu y él ya no hablaban más, eso se había acabado ya. Derrotado salió de la oficina agradeciendo al director, de nuevo camino por los pasillos como alma en pena sin rumbo ni destino.

1 comentario:

  1. Noo[ tom eres un tontooo!!
    No merecia que pasarn por esto..
    Eva siguelaa pero Ya!!

    Mil gracias por volver.. :D

    ResponderEliminar