Publico en las gradas!! =D

martes, 24 de enero de 2017

Round # 39 Cajas de cartón

Ella miro hacia el cielo y en una palmera estaba uno de sus cuervos, miraste y varias de ellas tenían a uno en sus ohojas, seguiste el ruido que hacían, parecían crearte un camino guía hacia un lugar en específico.

Caminaste entre la maleza con hojas que cortaban un poco, espinas y arbusto hasta que por fin algo a lo lejos en un pequeño claro de luna, ahí estaba Tom sentado observando el mar. Se estaba limpiando sus mejillas parecía estar llorando, de pronto sentiste como tu corazón palpitaba fuerte, colocaste la mano en tu pecho intentando controlarlo, en el fondo la canción del chico ganador sonaba, era demasiado romantica.

Tu: T-Tom…

Capitulo 39

Tu: T-Tom..

Hablaste con algo de duda, al instante el volteo a verte, sus ojos estaban cristalinos y brillaban por la luz de la luna sobre ustedes.

Tom: ¿q-que haces aquí?
Tu: estaba buscándote –intentaste sonreírle- todos te buscábamos, estábamos preocupados…
Tom: estoy bien, solo que lloraba por…porque perdimos

Sabias que mentia o quizas en parte era cierto pero había empezado a llorar desde antes del resultado, él aun no sabia que tu ya habías leído la carta. Lo viste levantarse y limpiar su ropa, luego se giro a mirarte.

Tom: bueno vamos, debo afrontar a mi hermano y los demás
Tu: no, espera…hay…hay algo que debo decirte

El parecía algo confundido, entonces de tu bolsillo sacaste la carta desenvuelta de su sobre. Sus ojos te miraron con sorpresa.

Tom: se suponía que debías leerla mañana, no hoy, crei que eras una persona que respetaba las promesas

Tu: lo iba a hacer enserio pero desapareciste y no sabia que mas hacer, estaba preocupada…por ti….

Los ojos de Tom se crisalizaron de nuevo y el parecía avergonzado, sus mejillas estaban algo rojas. 
Miro hacia todos lados en un intento de correr.

Tu: ¡no! No te vayas…no, no me dejes…yo…
Tom: no tienes que decir nada ¡nada! ¡¿Entendido?! Haz como si nunca hubieses leído nada, yo…nosotros mañana no recordaremos, eso era solo…solo…una broma, sí eso, es obvio que yo la destruiría o tu lo harias mañana, no…seria verdad…

Avergonzado bajo su mirada, sabias que mentia era un mal mentiroso. Avanzaste un poco y él parecía tener miedo, nunca habías notado que Tom en el amor era un verdadero novato, eso te causo gracia y ternura. Quisiste reir un poco…

Tom: ¡¿de que te ries?! ¡Tonta! No-no…lo hagas…
Tu: ¿Por qué? –Sonreiste aun mas- ¿Por qué te paresco linda cuando lo hago? ¿huh? ¡¿eh?!
Tom: ¡callate! No…no es asi…

Estaba que el chico temblaba como si estuviese helando, no podias resistir lo tierno que lucia, este Tom era alguien que no querías olvidar nunca. De pronto al recordar su triste final fue que sentiste como tu corazón se rompia, una lagrima cayo por tu mejilla. Él te miro desconcertado por tu situación.

Tom: ¿Qué pasa? ¿Por qué lloras?
Tu: ¿estoy llorando? –tocaste tu mejilla- uh…no lo se…yo siento que todo esto es muy triste…

Intentaste sonreir limpiando tus lagrima, Tom dio un paso mas hacia ti, casi estaban frente a frente un paso los separaba al uno del otro.

Tom: no…no llores, todo estará bien, ya lo veras…
Tu: Tom…quiero decirte algo, incluso aunque lo vayamos a olvidar, quiero decírtelo
Tom: si es por lo de la carta, olvidalo. No te sientas obligada conmigo por eso, no lo hagas.
Tu: es por el tema de la carta pero no lo hago por obligación, yo…quiero decírtelo, enserio…

Observabas como el pasaba saliva nervioso, sus manos temblaban. Pero respiraste profundo y sabias que debías decir.

Tu: ¡a mi también me gustas! –Djiste con fuerza- y…mucho…-hablaste con nerviosismo.

Tom se quedo congelado, tu ahora temblabas, eran simples palabras que significaban mucho, pero no querias seguir dándole vueltas al asunto, querías simplemente decirle.

Tu: yo…desde que hemos pasado este tiempo juntos, he conocido facetas de ti que crei que no existían pero de alguna manera, lentamente he aprendido contigo mas cosas de las que puedo aprender de libros. Yo…de alguna manera entraste a mi corazón y te formaste un lugar en él, creaste tu propio espacio con cajitas que eran tu escritorio y asiento, con una foto tuya decorando la pared. Humildemente entraste a mi corazón y yo nunca te note…

Las lagrimas comenzaron a caer de tu rostro, de alguna manera esa era tu forma de ver tu interior y se lo contabas de la manera mas inocente. Podias ver los ojos de Tom llenarse de lagrimas mientras hablabas.

Tu: perdóname, perdóname por no haberte visto a tiempo…tu me gustas mucho, yo cada vez que no estas conmigo tengo miedo y te extraño y también cada…cada vez que te veo –respiraste un poco porque tus lagrimas no te dejaban- siento que mi corazón duele mucho y mi estomago duele también y mi respiración es mas profunda…yo realmente en aquellas situaciones donde casi nos besamos, yo realmente queria hacerlo pero era un tonta que no sabia lo que era el verdadero amor ni siquiera conocía las cosas que me hacían feliz pero tu llegaste y me golpeaste con realidad, con cosas de un mundo que me negaba a conocer. Lamento haberte tratado mal y lamento que hayamos roto aquella inocente relación que teníamos, si no hubieses sido por mi orgullo hoy tu y yo podríamos estar juntos aun y..y…me odio por eso…

Casi, casi te ahogabas en llanto y palabras, no podias con todos los sentimiento e ideas que venían a ti, sentías que eras quien había arruinado todo desde un principio, cuando sentías que ibas a caer fue que alguien mas fue tu apoyo. Tom te abrazaba por sorpresa, abriste tus ojos sorprendida, podias escucharlo sollozar, entonces también cruzaste tus brazos en su espalda, ambos lloraban sobre el hombro del otro.

Tom: me gustas (tu nombre) y mucho…
Tu: a mi, también me gustas Tom…

De pronto ambos se miraron entre lagrimas sonriendo, la música en el fondo terminaba pero ustedes podían sentir las chispas a su alrededor, como el mundo desaparecía y el tiempo se detenía. Entonces fue que sucedió, ambos miraron su labios y sabían lo que debían hacer, lentamente se acercaron el uno al otro, sus respiraciones los hacían sentir nerviosos estaban dando grandes pasos para la humanidad y para ustedes.

Sentiste el rosar de sus labios, esta era la primera vez que besarías a alguien y era él…Un pequeño golpe dio tu corazón cuando sus labios se unieron, tu estomago se retorcía de los nervios pero querías hacerlo, lentamente apretaron sus labios con ternura y deseo, seguías tu intuición y su forma de hacer las cosas, él era mas experto aunque estuviese en tu cuerpo de una manera literal, en esta extraña situación. En el fondo se podían ver luces brillando en el cielo, eran cuetes de celebración que adornaban junto a la luna su beso, aquel beso puro entre lagrimas de sinceridad, se besaban con amor aunque apenas fuesen unos adolescentes.

Ambos apretaron mas de su abrazo y podias sentir que te faltaba el aire de los nervios, pero el estar asi de cerca te hacia sentir vibrar cada fibra del cuerpo.

De pronto un agujero negro se formo debajo de ustedes. Ambos cayeron dentro de él mientras gritaban un poco y se aferraban en su abrazo, creyeron que iban a golpearse cuando cayeron pero en lugar de eso sintieron un chapuzon. El agujero tenia agua, ya en ella se habían separado mirando hacia arriba.

Tu: ¿este es? ¿Es el pozo?
Tom: sí, lo es, pero la luna, mira

Ambos miraron hacia la salida del pozo y la luna todavía no se colocaba, el agua seguía subiendo y ustedes intentanabn mantenerse a flote.

Tom: debemos undirnos, la luna iniciara todo cuando se coloque en la entrada
Tu: pero…pero tengo miedo…

Lo observaste, de verdad que estabas algo aterrada del agua ¿y si algo salía mal? ¿y si todo era una mentira?

Tom: no pasara nada malo…
Tu: ¿lo prometes?
Tom: te lo juro (tu nombre) no dejare que pase nada malo…

El te miro, ambos estaban empapados intentando flotar, el coloco su mano derecha en alto y tu lo tomaste con una de tus manos, apretaron su agarre y tomaron aire para undirse juntos. Bajo el agua se observaron, sus cabellos flotaban y sutedes esperaron unos segundos, de pronto una  luz comenzó a brillar y ustedes la observaron, el agua los cubria por completo y la luna se unió a la luz del pozo. 

Miraste por última vez a Tom y él a ti antes de que la luz los cegara por completo. De nuevo aquella sensación estaba ahí, sentías que urgaban en tu interior removiéndote, tantos pensamientos, tantos sentimientos, memorias que pasaban frente a ti. De pronto sentiste un estado de paz infita, como si alguien cargara tu alma como a un bebé recien nacido en posicion fetal, después eso todo desapareció en la obscuridad.

Sentías que dormías, flotabas, estabas comoda. De pronto el sonido de una canción comenzó a sonar, podias reconocerlo era de una alarma. Lentamente respiraste profundo y sentiste que volvías a tu lugar. Abriste tus ojos luego de unos segundos, rápidamente te sentaste en tu cama, limpiaste tus ojos y observaste, era tu celular que tenía alarma programada. Observaste alrededor y estabas en el cuarto del hotel. Fue entonces que todo vino de golpe a tu mente, el concierto, las palabras de aliento de Tom, la carta, Melina, toda la gente aplaudiendo, tus amigos, la premiación, Tom y sus palabras, Tom y sus lagrimas y el ¡pozo! ¡el pozo había aparecido!

Rápidamente tocaste tu rostro, se sentía suave, quitaste las sabanas y corriste al espejo de cuerpo completo del baño.

¡Eras tú! ¡Eras tú de nuevo! ¡Tu cuerpo estaba ahí sonriendo!

Tu: oh por dios..¡Regrese! ¡Regrese! ¡SÍÍÍÍ! ¡REGRESE DE NUEVO!  ¡yujuuu!

Corriste, saltaste y gritaste de la emociona, corriste al dormitorio y saltaste sobre la cama en pijamas.

-pero ¿Qué pasa? ¿Qué sucede?

Viste como Nadia se levantaba de su lugar adormilado

Tu: ¡nadia! ¡amiga! ¡volvi! ¡volvi! ¡soy yo otra vez!

Corriste y la abrazaste con fuerza, ella aun seguía medio dormida y no entendía nada

Nadia: sí, sí ya te vi y ayer también lo hice, no entiendo a que te refieres…
Tu: ¡estoy feliz! ¡muy feliz! Soy yo otra vez…
Nadia: aja…solo dejame dormir
-¿(tu nombre)? ¿Estas bien?
Tu:. ¡liz! ¡Estas aquí! Mira, mira soy yo de nuevo ¡volvi!

Liz acomodo sus lentes y te miro desde su cama, estaba también algo adormilada.

Liz: que bueno que estas bien, creimos que te habías deprimido por lo de la banda
Tu: ..¿a que te refieres?

Caminaste algo mas tranquila con ella, te sentaste en su cama y la observaste hablar

Liz: sí, ayer  no te encontrábamos, cuando volvimos al hotel tu ya estabas durmiendo  y Tom también, creimos que se habían encontrado y como estaban cansados se fueron a descansar
Tu: ¿enserio? pero ¿no estábamos mojados? ¿Golpeados o algo?
Liz: no, simplemente dormían cada quien en sus habitaciones pero que bueno que estes bien

Ella se dejo caer de espaldas para volver a dormir, tu intentabas pensar como todo esto funcionaba ¿Cómo habían llegado a su habitaciones de nuevo? Y Tom… ¿Cómo estaba él?

Fue entonces que una pequeña sensación vino a tus labios, el recuerdo de aquel beso estaba aun ahí, tocaste con la yema de tus dedos un poco donde recordabas los roces del beso, tu corazón palpito con fuerza. Debías verlo ahora mismo.


1 comentario: